La tecnología detrás del bitcoin inaugura una era de inclusión financiera, transformación legal e Internet en manos de los usuarios

Por Federico Ast*

En octubre de 2008, en medio del colapso de la burbuja de hipotecas de Estados Unidos, alguien publicó un paper en un foro de criptografía de Internet bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto.

Ese artículo, titulado “Bitcoin, un sistema de dinero en efectivo electrónico”, proponía una innovación de ingeniería de redes para permitir a un grupo de computadoras administrar una base de datos en conjunto.

Esa tecnología, el blockchain (cadena de bloques), tenía una primera aplicación inmediata en la creación de la primera criptomoneda, el Bitcoin.

Gracias a esta tecnología, cualquier usuario podía enviar un pago a otro de tal forma que la transferencia sea segura, que todos sepan que ocurrió y que nadie pueda desafiar su legitimidad.

Esta tecnología mostró su primer impacto en las remesas internacionales, que mueven casi 700 mil millones de dólares al año, según el Banco Mundial.

Salvador, un ingeniero que vive en Canadá, envía todos los meses 300 dólares a su madre, que vive en Carmen de Patagones. Pagan una comisión de 15% a través del sistema bancario. Con la red de Bitcoin, esta transferencia puede realizarse a un costo cercano a cero. ¿Cuánto cambia la vida de esta mujer tener casi 50 dólares más todos los meses?

Muchas empresas, como Abra, están trabajando en construir la infraestructura para facilitar el uso de la red de Bitcoin para pagos internacionales.

Pero las criptomonedas son solo la primera aplicación de la tecnología de blockchain. El potencial va mucho más allá que los pagos. También va a transformar el mundo de las leyes.

Enrique vive en Tilcara. Aunque no pudo ir a la universidad, estudió programación por Internet.

Ahora, se gana la vida desarrollando sitios para clientes, muchos de ellos, del exterior. Pero suele ocurrir que surjan disputas. A veces, alguno le queda debiendo dinero alegando de que el sitio no cumplió con el diseño prometido. Por supuesto, Enrique no puede contratar un abogado para una demanda de 500 dólares en otro país.

Kleros es una startup que desarrolla un sistema de resolución de pequeñas disputas basado en tecnología de blockchain. Con este sistema, en caso de disputas sobre el cumplimiento de un acuerdo sobre pocos dólares, un jurado analiza la evidencia y toma la decisión.

En función de lo que decida el jurado, el dinero irá para Enrique o le será reembolsado al cliente. Todo esto se desarrolla de manera económica y transparente gracias al blockchain.

Por último, el blockchain también tiene el potencial de cambiar por completo la monetización del negocio de Internet.

¿Cuántas horas pasamos por día produciendo contenidos gratuitos para Facebook, Instagram, Twitter o YouTube?

Nosotros, los usuarios, producimos los contenidos, pero los beneficios son cosechados por los dueños de las plataformas, que se han convertido casi en monopolios globales.

Imaginemos una plataforma exactamente igual a Facebook, pero propiedad de los usuarios. Cada vez que hacemos un post que a la gente gusta y comparte, recibimos un pequeño pago en criptomoneda. Imaginemos una plataforma como YouTube que distribuyera los ingresos entre los artistas…

El blockchain ofrece la infraestructura tecnológica para que estas nuevas plataformas cooperativas se vuelvan posibles.

En definitiva, muchos han conocido al Bitcoin, las criptomonedas y el blockchain por la burbuja especulativa construida sobre esta tecnología.

Como escribe Carlota Pérez en Revoluciones Tecnológicas y Capital Financiero, los cambios de paradigma tecnológico generan burbujas. Son necesarias para que el capital fluya hacia las nuevas industrias y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Más allá de las fluctuaciones de precio de las criptomonedas en el corto plazo, el blockchain importa porque inaugura una era de inclusión financiera, transformación legal e Internet en manos de los usuarios.

La imprenta de Gutenberg tuvo el primer impacto de mejorar la circulación de información a través de la masificación de los libros. Después también permitió imprimir dinero en papel, publicar códigos legales y organizar los archivos gubernamentales. Internet también empezó por transformar la circulación de información. El blockchain es una segunda etapa en la extensión de su potencial a las finanzas y a las leyes.

El blockchain inaugura una nueva etapa de disrupción de todas las industrias.

*Federico Ast es graduado en economía y en filosofía por la Universidad de Buenos Aires. Es Doctor en Dirección de Empresas en IAE Business School. Fue orador de TEDx. Es profesor de La Disrupción del Blockchain, el primer curso de blockchain en español de la plataforma de educación online Coursera, creado por la Universidad Austral y IAE Business School. Es fundador de Kleros, un proyecto que aplica el blockchain y crowdsourcing en resolución de disputas.

incest porn, real incest, incest videos, incest sex porn,porn movies,free porn,free porn movies,sex,porno,free sex,tube porn,tube,videos,full porn,xxx,pussy World's Best XXX Porn Platform
Free Porn, hd sex

Porn Watch, Hd Porn,Free Porn,Free Sex Videos

Free Porn

hd sex

watch the best quality sex site.