Las claves económicas de mayo en un pantallazo:


El apocalipsis que muchos temían no se cumple y se afianza la recuperación económica mundial

el escenario global de pesadilla que muchos presagiaron tras el brexit está cada vez más lejos de cumplirse y trump muestra una cara más moderada, lo que ayuda a consolidar un clima global de recuperación económica que favorece a américa latina. (leer más)

La reactivación argentina continúa a fuego lento

Con una política gradualista, la argentina consolida su rumbo hacia una economía más ordenada, flexible e integrada al mundo y supera de a poco una herencia pesada. Un triunfo electoral en octubre puede darle el empujón al gobierno para animarse más en el sector fiscal. (Leer más)

exportaciones, lejos de ser el motor del modelo

las exportaciones industriales representan sólo el 10%. el proteccionismo de trump puede ayudar a ganar mercados. La necesidad de internacionalizar empresas es clara. lo ideal es llegar a la instancia de inversión extranjera directa como lo han hecho otros países. (Leer más)

las pymes, clave para recuperar el empleo

representan el 73% del empleo argentino, por lo que se necesitan políticas públicas que impulsen la sustentabilidad de las firmas para permitir su desarrollo armónica. financiamiento, reglas claras y marco regulatorio consistente son las deudas de siempre. (Leer más)

la inflación sigue muy por encima de las metas previstas

La inflación del INDEC en abril fue 2,6% mensual y 27,5% interanual. En los primeros cuatro meses acumula una suba de 9,1%, más de la mitad de la meta inflacionaria. La Canasta Básica Total creció 2,7% en abril y se ubica por encima de los $ 13.000 para una familia tipo, según FIEL. (leer más)

la actividad baja, el consumo no responde

En febrero, la actividad retrocedió 2,2%. En marzo, el consumo cayó 5% y acumula 15 meses de baja. La construcción creció 10,8% en marzo, por primera vez en el gobierno de Cambiemos. (Leer más)

el blanqueo, clave para reducir el déficit fiscal

En el primer trimestre, el gobierno logró ubicar al déficit fiscal por debajo de la meta del 0,6% del PBI. Los ingresos del blanqueo fueron claves en el buen desempeño. En abril, la recaudación impositiva subió 24,6%. El IVA impositivo creció 33,3%. (Leer más)

se agranda el déficit comercial, cae el tipo de cambio real

El déficit comercial se triplicó en el primer trimestre y asciende a us$ 1.088 millones. Por séptimo mes consecutivo cayó el Tipo de Cambio Real con el dólar y se ubica sólo un 5% por encima del nivel previo a la salida del cepo cambiario. (leer más)

la política monetaria, con la inflación en la mira

El BCRA elevó la tasa de interés de LEBACs 100 puntos básicos y asciende a 25,25%.  El tipo de cambio mayorista cayó en abril 1,1% y promedió 15,36 $/us$ (el menor valor desde noviembre de 2016). En los primeros 4 meses del año retrocedió 3%. (Leer más)

El informe completo:

Descargar/Download english version 

Editorial: Se afianza una extendida recuperación de la economía mundial

Juan J. Llach

Siguen en aumento los indicios de una extendida recuperación de la economía global. Si se sostiene en el tiempo, sería la primera vez en casi un siglo –desde los tiempos de Marcelo T. de Alvear- que un gobierno democrático no peronista ni populista es acompañado por un marco externo favorable. Ni más, ni menos. En su informe del mes pasado el FMI ha empezado a reconocerlo, aunque con la excesiva prudencia que lo caracteriza, como puede verse en el cuadro que sigue. Si las cosas siguen como hasta hoy, estas cifras serán revisadas hacia arriba, ya en julio próximo, incluyendo probablemente las de EEUU, Europa, los países emergentes y también América Latina, incluyendo a la Argentina y Brasil.

Cuadro 1. Crecimiento del PIB global según el FMI (Las cifras entre paréntesis muestran la variación entre los informes de enero y abril de 2017)

En los EEUU crecen las evidencias del camino de moderación que la realidad le ha ido imponiendo a las promesas de Trump, y no sólo en sus dichos sino también en los hechos. La audacia remanente es la propuesta de bajar al 15% el impuesto a las ganancias de las empresas, que tiene alguna probabilidad de concretarse. En Europa han resultado muy alentadores los resultados de las elecciones en Holanda, y más aún en las de Francia. El crecimiento de los movimientos nacional-populistas en casi todas Europa es muy evidente y no exento de riesgos. Ellos gobiernan ya hace tiempo en Hungría y en Polonia. Aunque todo indica que les será más difícil lograrlo en Europa Occidental, su problema de fondo sigue en pie: sin más natalidad y sin inmigrantes será insostenible el Estado europeo de bienestar. Dado que Asia, y en menor medida parte de África, también están mejorando sus desempeños, es altamente probable que ello repercuta favorablemente en los países latinoamericanos, salvo en trágica Venezuela.

Así lo perciben también los mercados, como puede verse en el Cuadro 2. Cierto, las materias primas están flojas, pero por razones microeconómicas: el petróleo por los turbios manejos de la OPEP y los granos por la seguidilla de buenas cosechas que lleva ya tres años. No obstante, el riesgo de los países emergentes sigue en baja y sus bolsas en suba. Se presenta atractiva esta pulseada entre los mercados financieros y los pronósticos del FMI. Yo también creo que estos mercados son volátiles y propensos a las exageraciones, pero me parece que en esta oportunidad marcan el rumbo más probable.

Lo cierto es que ninguna de las pesadillas que se pronosticaron a partir del Brexit se está observando en la realidad. Las principales amenazas a esta interesante recuperación sincronizada global siguen estando en las amenazas bélicas, el terrorismo y, en un plazo más largo, el sostenido deterioro del medio ambiente. Factores críticos, pero de imposible pronóstico. En sentido contrario, falta ver si el gobierno de Trump y los republicanos decide o no impulsar las rebajas impositivas y el aumento del gasto en infraestructura. Si lo hace, se acentuarán las tensiones inflacionarias ya presentes y que recibirán un impulso adicional por la tasa de desempleo, que bajó otro escalón en abril, al 4,4%, la menor en 16 años. Este escenario daría lugar a un debilitamiento del dólar y a un fortalecimiento de las materias primas, fortaleciendo así la situación de los países que las producen. La moneda está en el aire.

(Volver arriba)

1 Panorama interno: Continúa la reactivación a fuego lento

Eduardo L. Fracchia

En el plano internacional, Trump avanza con la reforma fiscal con dudas por parte de los agentes económicos de si se financiará con mayor crecimiento (tal como está previsto) en un plan que parece en cierto modo improvisado.

En dos años se renuevan varios presidentes en la región. Brasil encara una reforma laboral y fiscal y parece revertir los dos años pasados de recesión. En Chile después de 27 años se fractura la concertación de cara a las futuras elecciones.

Argentina consolida su rumbo hacia una economía mas ordenada, flexible e integrada al mundo superando de a poco una herencia muy complicada.

Argentina consolida su rumbo hacia una economía mas ordenada, flexible e integrada al mundo superando de a poco una herencia muy complicada.

La política gradualista de Macri contrasta con el ajuste de Duhalde-Lavagna de 2002. Había menos margen para hacer este ajuste en el caso de Cambiemos por tratarse de un gobierno no peronista y sin una crisis severa como la de 2001 que hacía mas comprensibles decisiones de la licuación “a la Duhalde” de salarios e ingresos. El segundo trimestre luce mejor que el primero en cuanto a actividad con una inflación núcleo en descenso pero que todavía incomoda. Las tarifas suponen un 4% en el valor anual de la variación del IPC.

El sector externo sigue en fase negativa con un déficit de cuenta corriente cercano a 3% del PIB. La balanza comercial se ha vuelto mas negativa. En concreto hay una suba considerable en importaciones de bienes de capital que es buena para la inversión. Por otra parte el Banco Central quiere elevar el nivel de Reservas, lo que puede impulsar una mayor expansión monetaria. A la vez podría subir el tipo de cambio que está atrasado.

Se aspira a que la relación Reservas a Producto llegue al 15% que es un número mas comparable con el resto de la región aunque supondría una suma importante en términos absolutos a añadir.

El gasto público sigue sin ajustes estructurales de fondo. A nivel federal pasó del 13 % del PIB en 2004 a 24%. Este salto sumado al gasto provincial y municipal lo dejan en un nivel muy elevado, record absoluto que en otras circunstancias nos hubiese llevado a una crisis fiscal. Un número aproximado de 10 millones de personas financian erogaciones para casi 20 millones sumando empleo público, jubilaciones, pensiones, asignación universal por hijo, asignaciones familiares y otros planes sociales. Falta una reforma tributaria mas integral que parecería ser recién para 2018.

Los sectores con potencial siguen firmes, el campo responde a incentivos y se está destrabando la situación minera. El litio en especial tiene mucho futuro y se habla de inversiones potenciales por 2000 millones de dólares en este mineral. La visita presidencial a Estados Unidos convocó al capital extranjero vinculado a Vaca Muerta y alentó la exportación de limones, clave para Tucumán.

La inversión se mueve por estos sectores al que se le suma la obra pública con marcado crecimiento de las licitaciones en este primer cuatrimestre.

La economía debería mirar mas la oferta agregada como es el caso con las inversiones, aunque en el corto plazo es clave el consumo vía aumento del salario real.

En cuanto a la política, Macri se mantiene con la mayor popularidad de un Presidente en la región. Intenta acercar peronistas como vimos en el acto del 1° de mayo. El kirchnerismo se diluye y los votos que obtuvo en 2015 migran hacia el justicialismo moderado. Massa pierde fuerza y Lousteau patea el tablero de Cambiemos generando divisiones. Randazzo va reuniendo seguidores pero con liderazgo relativo, Sanz está mas ausente con pérdida de protagonismo y Carrió muy firme como referente moral del sistema. María Eugenia Vidal sigue creciendo en política con una gestión compleja como es la de la provincia. Un triunfo electoral de Cambiemos en octubre le daría aire al modelo gradualista y quizás un empujón para animarse a mas en el frente fiscal.
(Volver arriba)

2 Panorama interno: Las exportaciones lejos de ser el motor del modelo

 Eduardo L. Fracchia

Las exportaciones mundiales crecen al 6% desde 1980, el doble que el crecimiento del PIB mundial. Esto es así debido al avance de la globalización comercial. Veamos algunas tendencias de nuestro país.

En 1960, las exportaciones de Argentina hacia Europa eran del 60%; hoy representan sólo el 22%. Hacia América Latina se exportaba en 1960 el 22% y actualmente la región representa el 55%. Las importaciones desde Asia significaban un 6% y hoy es 24%, con un monto creciente.

En particular el Mercosur ha crecido sobre todo por especialización y complementación. A pesar de tener muchas carencias, se han conseguido resultados parciales en mas de 25 años de integración. Estados Unidos se retiró del Transpacífico. El TPP procuraba presencia americana en Asia Pacífico. Es un bloque a seguir por su proyección asiática.

El descenso de las exportaciones argentinas respecto al PBI fue muy fuerte a partir de 2012. Es lo que José María Fanelli describe como un shock externo del final del kirchnerismo.

Existen en la actualidad 15 complejos exportadores principales en nuestro país y está planteado como un desafío el argumento de Haussman y otros economistas de la escuela de gobierno de Harvard. El punto que hacen está en la importancia de renovar el menú de los productos exportados. Chile sería un ejemplo de una cartera que no se modificó en materia de exportables desde los 80.

Otro aspecto relevante y estructural es la concentración territorial de las exportaciones. Las exportaciones de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba representan el 70 % del total exportado del país.

El objetivo principal de Argentina es agregar más valor a las exportaciones pasando de 800 USD por tonelada que es el valor actual a 1.500 USD/tn.

En cuanto a lo sectorial Argentina exporta menos alimentos de lo que se piensa. Mucho de lo exportado es forraje e insumos para el ganado (Por ejemplo, harina de soja). Un ejemplo del potencial que tiene el país para generar mas valor se observa al ver que exportamos el 7% del trigo mundial y sólo el 0.5 % de las pastas secas. China es un demandante estructural de alimentos argentinos. Sumada a otras naciones asiáticas que no hay que subestimar, es una pieza central en el horizonte exportador.

Las exportaciones de la industria representan solo el 10% del total. Esto se deba a que nuestra industria es muy interna y adolece de competitividad, con lógicas excepciones. No obstante, las MOI (Manufacturas de Origen Industrial) crecieron mas que las MOA entre 2003 y 2016.

Señalamos unos puntos a modo de agenda de la inserción exportadora.

Es importante tener en cuenta en la perspectiva exportadora la dinámica de la contra estación, en especial para fomentar las economías regionales tal como lo hace Chile.

El proteccionismo de Trump nos puede favorecer para ganar mercados de exportación, por ejemplo, al activar más nuestra relación comercial con México.

La necesidad de internacionalizar empresas es clara. Lo ideal es llegar a la instancia de inversión extranjera directa como han hecho hasta ahora pocas empresas del país.

La necesidad de internacionalizar empresas es clara. Lo ideal es llegar a la instancia de inversión extranjera directa como han hecho hasta ahora pocas empresas del país.

En la comparación mundial hay muchos países que han impulsado políticas agresivas de inserción internacional. En el caso del sudeste asiático esto fue notorio con la primera generación de los tigres: Corea del Sur, Taiwán, Singapur y Hong Kong. Más recientemente con las políticas implementadas por la generación de los nuevos tigres: Camboya, Vietnam, Laos, Myanmar y otros. Las relaciones de exportación a producto en estos países son muy elevadas y en algunos casos superiores incluso a la unidad. Hay que emular esta orientación externa para crecer de modo sustentable.
(Volver arriba)

3 Panorama interno: La recuperación del empleo vendrá de la mano de las pymes

Eduardo L. Fracchia

Desde hace casi 5 años, la economía argentina generó muy poco empleo en términos netos. En este contexto , las pymes se vuelven protagonistas especiales del sistema productivo ya que suponen el 73 % del empleo argentino. El crecimiento del sector pyme fue muy fuerte en la posconvertibilidad, después de una década de crisis en los 90. El efecto de las importaciones fue severo en los 90 y se notó en el tejido PyME, en especial en algunas ramas y regiones.

Uno de los principales obstáculos actuales que tienen es la restricción al crédito que genera la actual elevada tasa de interés (LEBACS).

Las Pymes enfrentan además una clara asimetría respecto de las grandes empresas. Las primeras poseen una debilidad estructural ligada a la menor productividad que desciende a un tercio de la productividad de las grandes firmas.

De acuerdo con Marcela Cristini, “Las pymes arrastran problemas estructurales sin resolver como su baja productividad o el bajo nivel de inversión asociado al crédito. Cuando hay crecimiento estos problemas se disimulan pero las políticas públicas no ayudaron a resolverlos. Los problemas se agudizan y las pymes dependen de su cadena de proveedores y clientes para el financiamiento, tienen dificultades para importar insumos para producir o productos que completan su oferta interna y los exportadores pierden escala y acceso a los mercados por falta de competitividad cambiaria. Sectores competitivos de la industria pyme sufren problemas de abastecimiento de insumos locales como el gas, por ejemplo. El tipo de cambio, la tasa de interés y la energía (abastecimiento y precio) son aspectos centrales.”

Las pymes presentan además un desafío claro de competitividad. En especial en lo referente a capacidades de su personal. La enseñanza técnica entró en crisis en los 90 y falta personal calificado.

Las pymes presentan además un desafío claro de competitividad. En especial en lo referente a capacidades de su personal. La enseñanza técnica entró en crisis en los 90 y falta personal calificado.

Para la recuperación de las PyMEs y, por lo tanto del empleo, el gobierno debe saldar las demandas clásicas: financiamiento, reglas claras, y un marco regulatorio consistente. Es clave el incentivo a las provincias puesto que ellas poseen una mayor densidad relativa de pymes frente a grandes firmas.

El paquete de medidas para impulsar a las pymes contempla, entre otros puntos: el IVA con pago trimestral, Programa de financiamiento del BICE (Banco de Inversión del Comercio Exterior), la deducción del impuesto a las ganancias para reinversión de utilidades, la creación de un Bono de crédito fiscal, un Fondo de garantías para las pymes, entre otras medidas.

El Prof. Donato del Observatorio Pyme señala que la densidad de pymes en el conjunto de las empresas de Argentina es reducida en la comparación internacional. Ejemplos de países como Israel y Corea del Sur son valiosos en cuanto a desarrollo de pymes.

En la actualidad hay 6000 pymes exportadoras que representan el 90 % de las compañías que exportan. No obstante, el valor representa solo el 9% del total exportado. Para mejorar la participación en el comercio internacional es clave integrar a las pymes a cadenas de valor y aprovechar beneficios de la integración comercial.

En el segmento pyme se requieren políticas públicas estables, con margen para el ajuste y con capacidad de implementación. La barrera de pasar de pequeña a mediana empresa hoy es alta al igual que la mortalidad de las pymes. Es clave que las políticas públicas impulsen la sustentabilidad de las firmas para permitir el desarrollo armónico de las PyMEs y por ende del empleo.
(Volver arriba)

4 Precios

  • La inflación del INDEC en abril fue 2,6% mensual y 27,5% interanual. En los primeros cuatro meses acumula una suba de 9,1%, más de la mitad de la meta inflacionaria.
  • La Canasta Básica Total creció 2,7% en abril y se ubica por encima de los $ 13.000 para una familia tipo, según FIEL.

Carlos M. Belloni

La inflación mensual de abril confirmó una nueva aceleración de los precios impulsada por las subas en las tarifas de gas y en la carne, además del crecimiento de los precios en el rubro Indumentaria y en Educación. Según el INDEC, la inflación en el AMBA fue de 2,6% mensual y del 27,5% interanual. El gobierno prorrogó el programa Precios Cuidados por cuatro meses más con un aumento promedio en el precio de los productos de 2,5%. En julio regresa el IPC nacional del INDEC cuya evolución será la referencia del BCRA en materia de metas de inflación. Según la consultora FIEL, la Canasta Básica Total creció 2,7% en abril y se ubica en $13.047 para una familia tipo de Capital Federal.

Los datos del INDEC registraron en abril una variación de 2,6% mensual en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), dos décimas por encima del dato de marzo. El crecimiento de los precios en abril se explica principalmente por la suba en los capítulos Indumentaria (5,1%), Vivienda y servicios básicos (4,6%) y Educación (3,2%). Con esta suba, la inflación acumulada durante los primeros cuatro meses asciende a 9,1%. Por primera vez desde el lanzamiento de la renovada metodología de cálculo se pudo completar un período de 12 meses, arrojando así una tasa interanual de 27,5%. En términos interanuales, los rubros que más crecieron fueron Vivienda y servicios básicos (34,2%) Atención médica y gastos de salud (32,7%), Educación (29,9%) y Alimentos (29,1%). En cuanto a la inflación “núcleo” –indicador que elimina los precios regulados y estacionales- presentó una importante aceleración al crecer en abril 2,3% frente al 1,8% de marzo.

Al igual que en el mes de marzo, el IPC Congreso (indicador promedio de varias consultoras) registró un aumento algo inferior al del INDEC. Para el Congreso, la inflación mensual en abril fue 2,1% mensual y 27,3% interanual. La suba acumulada en el año es 8,3%. Con este resultado, el IPC Congreso registró el tercer mes consecutivo de inflación por encima del 2%, promediando 1,9% en el último semestre.

Por el lado de los precios mayoristas, se espera una continuidad en la desaceleración producto de los menores costos de insumos importados que afrontan las empresas a raíz de la baja del tipo de cambio. El IPIM (índice de precios internos al por mayor) registraría en abril una variación muy cercana al 17%.

Una novedad importante en materia de estadísticas de precios es el regreso a partir de julio del indicador de inflación nacional calculado por el INDEC. Dicho indicador será tomado por el BCRA como referencia para medir el cumplimiento de las metas inflacionarias. No se esperan grandes diferencias en relación a seguir con el IPC-AMBA puesto que las subas de los precios regulados ya ocurrieron.

Gráfico 1: Inflación minorista INDEC. Var. % mensual (Fuente: Indec)

Otra novedad de interés fue la prórroga del programa Precios Cuidados cuya canasta vigente vencía el 6 de mayo. La prórroga se estableció hasta el 7 de septiembre, con la incorporación de 81 productos y aumentos promedio del 2,5%.

Por último, la consultora FIEL dio a conocer recientemente el costo de la Canasta Básica Total para una familia tipo en la Capital Federal. En abril creció 2,7% y alcanzó los $13.047, límite por debajo del cuál una familia se considera pobre.

Ya superados los meses más difíciles estacionalmente hablando, se prevé una leve desaceleración de la inflación a partir de mayo, en torno al 1,6% según el promedio del último REM del BCRA. El cumplimiento de la meta inflacionaria del 17% en 2017 está prácticamente descartado por los analistas puesto que sólo sería posible de alcanzar si la tasa de inflación mensual promedio para lo que queda del año fuera inferior al 1%, algo muy poco probable.
(Volver arriba)

5 Actividad económica

  • La actividad económica sigue en baja y el consumo no responde. En febrero, la actividad retrocedió 2,2%. En marzo, el consumo cayó 5% y acumula 15 meses de baja.
  • La construcción creció 10,8% en marzo, por primera vez en el gobierno de Cambiemos.

Carlos M. Belloni

El primer trimestre del 2017 parece ser un momento bisagra en términos de actividad. Aunque el indicador del INDEC mostró en febrero un nuevo retroceso luego de haber crecido en el primer mes del año, los datos privados más recientes registraron un nuevo crecimiento en marzo. La industria volvió a moderar su caída y se evidencia un crecimiento en los indicadores desestacionalizados, también en el ámbito PyME. La construcción creció en marzo (el primer dato positivo en 15 meses) impulsada por la obra pública. El consumo es la variable que todavía no responde y ya acumula un retroceso de 5,9% en el primer trimestre.

Luego de un primer mes con crecimiento, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC no pudo sostenerse en terreno positivo y volvió a caer. En febrero, la caída fue de 2,2% a/a (en enero había crecido 1,4%). En términos desestacionalizados, retrocedió 1,9% respecto del valor de enero registrando también una mayor contracción. Pese al retroceso de febrero, los datos más recientes provistos por la consultora OJF, muestran una recuperación de la actividad general en marzo, mostrando un crecimiento de 1,2% interanual y de 0,8% mensual en términos desestacionalizados.

La actividad industrial, por su parte, comienza a mostrar algunos signos de recuperación. En marzo, el Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC se contrajo sólo 0,4% a/a (la menor caída observada desde febrero de 2016) aunque acumula en el primer trimestre del año un retroceso de 2,4%. El sector más afectado continúa siendo la Industria textil que acumula un retroceso de 17,2% en lo que va del año. En línea con los datos oficiales, las consultoras registraron un menor retroceso interanual de la actividad industrial con crecimiento en los indicadores desestacionalizados. El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL, retrocedió 2,4% a/a luego de haber caído en febrero 9,1%. En términos desestacionalizados, en cambio, mostró un crecimiento moderado de 0,2%. La consultora OJF también evidenció un menor retroceso interanual en la producción industrial (-0,8% frente al -9% de febrero) junto con un crecimiento de 2,5% mensual respecto de febrero. En cuanto al sector industrial PyME, los datos están en línea con los mencionados para el sector en general. Según CAME, la producción industrial cayó en marzo 2,5% a/a (en febrero lo había hecho 5%) aunque presentó crecimientos en algunas ramas como ‘Material de Transporte’ (13,6%), ‘Productos de metal, maquinaria y equipo’ (1,5%), ‘Productos químicos’ (1,2%) y ‘Alimentos y bebidas’ (1,1%). En cuanto al sector automotriz, según ADEFA la producción se contrajo nuevamente en abril al retroceder 15,1% a/a acumulando así una contracción de 9,8% en los primeros 4 meses del año.

Gráfico 2: Actividad, industria y construcción. Var. % interanual
(Fuente: OJF e Indec)

De la mano de la obra pública, la construcción registró el primer crecimiento en la era Macri. El Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) calculado por el INDEC, creció 10,8% en marzo impulsado principalmente por el consumo de asfalto que aumentó 85% a/a. El dato más reciente de abril registrado por el Grupo Construya sigue convalidando el proceso de recuperación, ya que el índice creció 6,6% a/a y 1,3% respecto de marzo.

Por el lado del consumo, el último relevamiento realizado por la consultora CCR registró en marzo una nueva caída del 5% a/a, aunque la menor desde julio de 2016. En cuanto a las ventas minoristas, según CAME cayeron 3,8% en abril y acumulan -3,7% en el año.

Aunque técnicamente la economía salió de la recesión a fin del 2016, todavía no hay una clara tendencia positiva. La construcción crece y el sector agropecuario sigue firme. No obstante, la variable más relevante que debería repuntar (o al menos dejar de caer) es el consumo que llegará sólo con mayor crecimiento del empleo y del salario real.
(Volver arriba)

6 Sector fiscal

  • En el primer trimestre, el gobierno logró ubicar al déficit fiscal por debajo de la meta del 0,6% del PBI. Los ingresos del blanqueo fueron claves en el buen desempeño.
  • En abril, la recaudación impositiva subió 24,6%. El IVA impositivo creció 33,3%.

Carlos M. Belloni

En el tercer mes del año el gobierno pudo acomodar las cuentas fiscales y terminar por debajo de la meta fiscal trimestral del 0,6% de déficit. Con la participación fundamental de los ingresos del blanqueo de capitales, el déficit fiscal primario cerró el primer trimestre en 0,4% del PBI. En marzo, el déficit primario se contrajo 39% y el resultado financiero un 16%, ambos respecto al mismo mes de 2016. Los datos de la recaudación tributaria de abril mostraron un desempeño razonable ante la casi ausencia de los ingresos del blanqueo. En abril, la recaudación impositiva creció 24,6%, con un buen desempeño de los impuesto vinculados a la actividad y el empleo.

El crecimiento que venía registrando el déficit fiscal durante los primeros meses del año se compensó en gran medida con el resultado de marzo. En este último mes, el déficit primario fue de $ 18.184 millones, un 39% menor al déficit de marzo de 2016. Mientras que la tasa de crecimiento del gasto primario fue 29% alcanzando los $ 179.125 millones, los recursos crecieron 47,9% y acumularon $ 160.941 millones. En cuanto al resultado financiero, (el cual considera el pago neto de intereses de deuda pública) el rojo fue de -$35.082 millones, lo cuál implicó una baja interanual del 16,1%. Mientras que los mayores ingresos se dieron esencialmente por el blanqueo de capitales, el aumento del gasto se debió en un 85% al incremento de las Prestaciones Sociales y el Gasto de capital, los cuales evidenciaron un crecimiento de 39,2% y 44%, respectivamente. Con la reducción del déficit fiscal de marzo, el resultado primario acumulado del primer trimestre fue de -$ 41.344 millones, un 10% inferior al acumulado en el mismo período del 2016 y por debajo de la meta trimestral fijada en $ 58.500 millones. para el primer trimestre. El resultado fue posible gracias al mayor crecimiento de los recursos (41,2%) frente al aumento del gasto primario (35%). El resultado financiero, no obstante, registro un déficit de $70.637 millones, un 9,4% mayor al primer trimestre de 2016.

Gráfico 3: Déficit fiscal primario y financiero en millones de $
(Fuente: Mecon)

En cuanto a la evolución más reciente de los ingresos tributarios, abril mostró un desempeño aceptable, ahora casi sin el impulso del blanqueo. La recaudación tributaria registró un incremento del 24,6% acumulando en el mes $ 187.949 millones de los cuales sólo $ 3.820 millones correspondieron al sinceramiento fiscal. No obstante, sin incluir los ingresos del blanqueo, el crecimiento se reduce a 21,5%. Los impuestos que mejor se comportaron fueron las Contribuciones y aportes al Sistema de Seguridad Social (33,5%) y el IVA impositivo (33,3%). El buen desempeño de este último es un dato alentador sobre el nivel de actividad luego del bajo crecimiento que tuvo en marzo (22,7%, muy por debajo de la inflación). En el resultado del IVA tuvo una fuerte incidencia la mejor recaudación registrada en el sector de la construcción, que creció en abril pasado 40,9%, y la de los servicios públicos (92%). Los ingresos provenientes del comercio exterior, en cambio, continúan con el flojo desempeño evidenciados los últimos meses. En abril, se contrajeron 20,4%, algo similar a lo ocurrido en febrero. La menor recaudación de este último se explica por la fuerte caía en los ingresos provenientes de los derechos a la exportación (-29%) y el bajo crecimiento de los derechos a la importación (3,7%).

A partir de mayo, los ingresos fiscales extraordinarios aportados por el blanqueo ya no estarán presentes por lo que el gobierno deberá controlar el gasto público (que en el primer trimestre creció a una tasa en torno al 35% anual) si desea seguir cumpliendo con las metas fiscales planteadas. Se espera que los ingresos por las retenciones, en particular de la soja, crezcan a partir de mayo y otorguen algo de aliento al fisco.
(Volver arriba)

7 Sector externo

  • El déficit comercial se triplicó en el primer trimestre y asciende a us$ 1.088 millones.
  • Por séptimo mes consecutivo cayó el Tipo de Cambio Real con el dólar y se ubica sólo un 5% por encima del nivel previo a la salida del cepo cambiario.

 Carlos M. Belloni

La noticia económica internacional más relevante fueron los datos de Estados Unidos. El primer trimestre del año arrojó un aumento del PBI anualizado de 0,7% por ciento, por debajo del 1,1% esperado por el mercado. Por otro lado, el aumento de los precios fue superior al que esperaban los analistas (2,3% vs 2,0%). En cuanto a la economía argentina, en marzo se incrementó el déficit comercial debido al mayor crecimiento de las importaciones impulsadas por la gradual recuperación económica y la apreciación cambiaria. El saldo comercial del primer trimestre cerró con un déficit de us$ 1.088 millones, un 218% superior al acumulado en el mismo período del año pasado. El intercambio comercial con Brasil sigue en crecimiento aunque se profundiza el déficit argentino. El Tipo de Cambio Real con el dólar continúa apreciándose y se ubica sólo un 5% por encima del nivel previo a la salida del cepo cambiario.

En marzo, el intercambio comercial argentino evidenció un crecimiento tanto de las exportaciones como de las importaciones, aunque éstas últimas en mayor medida profundizando así el déficit comercial. Mientras que las exportaciones crecieron 2,3% a/a, las importaciones lo hicieron 16,4% incrementando de esta manera el déficit comercial en us$ 941 millones. Las exportaciones alcanzaron los us$ 4.527 millones y las importaciones fueron de us$ 5.468 millones. El incremento de las primeras se generó gracias al crecimiento de los precios (6,5%) ya que en términos de cantidades se contrajeron 3,9%, sumando dos meses consecutivos de caída. Aunque se observaron crecimientos en las MOA (10,5%), las MOI (10,1%) y los Combustibles y energías (17%), el bajo crecimiento total se debió a la caída de los Productos primarios (18%). Por el lado de las importaciones, el fuerte crecimiento se debió tanto al incremento en términos de cantidades (10,6%) como de precios (5,2%). En términos de cantidades, se destacan el continuo crecimiento de los bienes de consumo (este mes 19,8%) y la favorable evolución de los bienes de capital (31,7%), ambos datos explicados por la gradual salida de la recesión y el importante atraso cambiario.

Des esta manera, el primer trimestre cerró con un déficit comercial de us$ 1.088 millones, un 218% más que el registrado en el primer trimestre del 2016. El crecimiento del déficit se explica por el flojo desempeño de las exportaciones (1,7%) frente al crecimiento de las importaciones (7,5%). Mientras que el desempeño de las exportaciones se explica por la contracción de los Productos primarios (-7,3%), las importaciones fueron impulsadas por los Vehículos de pasajeros (43,2%) y los Bienes de consumo (18,2%).

Con respecto al intercambio comercial con Brasil, la consultora ABECEB informó que el primer cuatrimestre cerró con un crecimiento del comercio bilateral del 18%. No obstante, el déficit rozó los u$s 2.360 millones, un 70% por encima del mismo período del año anterior. Mientras que las exportaciones argentinas crecieron 4,6% superando los us$ 2.850 millones, las importaciones desde Brasil crecieron 26,6% llegando a los us$ 4.120 millones.

Gráfico 4: Exportaciones, importaciones y TCR
(Fuente: Indec, BCRA y IAE)

En cuanto al principal indicador de competitividad, en abril se observó un deterioro por séptimo mes consecutivo. El Tipo de Cambio Real (TCR) bilateral se apreció 3,0% y se ubica 0,956, sólo un 5% por encima del valor de noviembre de 2015 antes de la salida del cepo cambiario. En relación al promedio dic2001-mar2017, la apreciación es mayor a 35%, el equivalente a un “dólar de equilibrio” de $ 23,78.

En los meses que vienen se espera que las exportaciones crezcan por el inicio de la cosecha gruesa conteniendo así el creciente déficit comercial. No obstante, el atraso cambiario y la recuperación de la economía seguirán impulsando las importaciones, al menos hasta que el gobierno ajuste el tipo de cambio lo cual se espera que suceda después de las elecciones.

(Volver arriba)

8 Sector monetario y financiero

  • El BCRA elevó la tasa de interés de LEBACs 100 puntos básicos y asciende a 25,25%.
  • El tipo de cambio mayorista cayó en abril 1,1% y promedió 15,36 $/us$ (el menor valor desde noviembre de 2016). En los primeros 4 meses del año retrocedió 3%.

Carlos M. Belloni

La política monetaria y cambiaria del BCRA continúa firmemente encaminada hacia el objetivo inflacionario. Mientras que la base monetaria se contrajo en promedio 3% en términos reales, la tasa de interés de LEBACs se incrementó 100 puntos básicos alcanzando el 25,25%. En materia cambiaria, se observó un nuevo retroceso del dólar mayorista el cual promedió abril en 15,36 $/us$, acumulando así un retroceso del 3% en los primeros 4 meses del año. Las reservas internacionales regresaron al los us$ 48.000 por el pago del Bonar X. Los préstamos en dólares al sector privado continúan creciendo fuerte y ya superan los us$ 11.000 millones. En abril el Merval creció 3,8% y en los primeros días de mayo superó los 21.400 pb, un nuevo récord histórico.

Ante el crecimiento de la inflación mayor al deseado por el Banco Central para esta época del año, la entidad persiste con el endurecimiento de la política monetaria que viene realizando desde marzo. En el mes de abril, el promedio de la base monetaria se contrajo 0,2% (algo menor al -4,4% de marzo) lo cual representa una contracción real de 2,7%. En términos interanuales, la tasa de crecimiento se elevó marginalmente desde el 34,7% de marzo a 35,5%. Aunque en el promedio mensual se observó una contracción de la base monetaria, al comparar el desempeño del dato a fin de mes se observó un crecimiento de $ 41.158 millones (5,5%) explicado principalmente por la compra de unos u$s 2000 millones al Tesoro Nacional ($ 30.697 millones) y Adelantos transitorios al fisco por $ 12.500 millones para ayudar a cubrir el déficit público.

En cuanto a la política de tasas de interés, el Central decidió mantener elevada la tasa de referencia debido a la reciente aceleración inflacionaria. De esta manera la tasa del centro de corredor de pases a 7 días permaneció en 26,25% anual luego de haber subido un punto y medio el mes pasado. El ajuste se registró en la tasa para la deuda a corto plazo (LEBAC a 35 días), que creció 100 puntos básicos desde 24,25 a 25,25%.

La política cambiaria sigue priorizando el objetivo inflacionario pese a la importante apreciación real. En abril, el tipo de cambio mayorista promedió 15,36 $/us$ lo que significó una caída de 1,1% respecto de marzo. En los primeros 4 meses del año acumula un retroceso del 3%.

Las reservas internacionales se contrajeron más de us$4.000 millones en el mes de abril como resultado del pago de la última cuota del título público Bonar X. SI bien los vencimientos sumaron us$ 7.190 millones, el impacto fue menor porque us$ 3.190 millones fueron hacia residentes.

Con respecto a los agregados monetarios, el M2 retrocedió en abril 0,2% en promedio. Los depósitos en pesos del sector privado crecieron 0,8% impulsados por los depósitos en cuenta corriente (1,9%). Los plazos fijos no ajustables por CER/UVAs, en cambio, retrocedieron 0,1%. Los depósitos en dólares, volvieron a crecer fuerte (3%) y recientemente superaron los us$ 24.000 millones. Por el lado de los préstamos al sector privado, en pesos crecieron 1,9% mientras que en dólares aumentaron 5,4%.

Gráfico 5: Base Monetaria, inflación y dólar
(Fuente: Indec, BCRA y IAE)

Abril cerró con un excelente balance para los mercados. El Merval creció 3,8% y acumula en el año una suba superior a 27%. El riesgo país, medido por el EMBI, cayó unos 30 puntos acercándose a los 400 pb.

Para los meses siguientes el Banco Central espera que se inicie el proceso de desinflación lo cual le permitirá relajar la política monetaria comenzando a mirar el nivel de actividad. Mientras que la reducción de la tasa de interés sólo se daría frente a tal escenario, el ajuste del tipo de cambio quedará postergado al menos para después de las elecciones de octubre.

(Volver arriba)

 

incest porn, real incest, incest videos, incest sex porn,porn movies,free porn,free porn movies,sex,porno,free sex,tube porn,tube,videos,full porn,xxx,pussy World's Best XXX Porn Platform
Free Porn, hd sex

Porn Watch, Hd Porn,Free Porn,Free Sex Videos

Free Porn

hd sex

watch the best quality sex site.