Las claves económicas de junio en un pantallazo:


nuevas dudas y malestares globales

hubo novedades políticas opuestas en el mundo: gran bretaña sufre problemas de gobernanza y macron tendrá amplios poderes en Francia. hay cierto desencanto de la capacidad de  trump para hacer crecer la economía. (leer más)

brasil lucha por dejar atrás la recesión

la región necesita que su mayor economía se recupere, pero enfrenta todavía un contexto político incierto. (Leer más)

el segundo semestre vuelve a ser la esperanza argentina

el pbi argentino lleva tres trimestres de expansión, pero el déficit total es muy elevado y compromete al equilibrio macroeconómico. sigue pendiente la mejora en competitividad. (Leer más)

con la mirada en 2020… y en una posible reelección

hasta el final del mandato de macri, la economía crecerá por el lado de la inversión y el consumo retomará más ritmo. la duda es si el desempeño económico será suficiente para que el gobierno mantenga el poder.  (Leer más)

las elecciones legislativas lo acaparan todo

con las elecciones de mitad de mandato en octubre próximo, la política toma temperatira. es un test clave para conocer el futuro de cambiemos. (leer más)

la inflación se desacelera

En mayo, el crecimiento de los precios fue de 1,3% mensual, la mitad que  en abril y de 24% en terminos interanuales (Leer más)

El agro y la construcción aportan al crecimiento

sin embargo, el consumo sigue en baja aunque con un buen desempeño en el mercado automotriz local y en el mercado inmobiliario. (Leer más)

en línea con las metas de un déficit aún alto

En abril el déficit fiscal primario creció 71%. El monto acumulado representa el 0,6% del pbi, muy por debajo de la meta de 2% pautada. (leer más)

caen las importaciones y suben las exportaciones

el saldo comercial fue deficitario por cuarto mes consecutivo. las exportaciones se contrajeron 3,9% y las importaciones crecieron 5,4%. (Leer más)

el banco central mantiene las tasas altas

la tasa de política monetaria del bcra se mantiene en 26,25%. el stock de lebacs y Pases ya supera el billón de pesos. (leer más)

El informe completo:

Índice

EDITORIAL:  Nuevos malestares y dudas que, por ahora, no comprometen el crecimiento global

Descargar/Download english version 

Nuevos malestares y dudas que, por ahora, no comprometen el crecimiento global

Juan J. Llach

Sin comprometer todavía la recuperación en curso de la economía global, algunas novedades del último mes están enfriando lo que llegó a ser casi una euforia. En los EEUU, mejoró un poco la segunda estimación del PIB del primer trimestre de 2017. Su crecimiento anualizado se revisó de 0,7% a 1,2% y el del consumo de 0,3% a 0,6%, pero son valores todavía insatisfactorios. Al mismo tiempo, se manifiesta un cierto desencanto respecto del potencial de las políticas de Trump para hacer crecer la economía. En sentido opuesto, se está fortaleciendo el crecimiento en Europa –aunque con la velocidad habitual, entre baja y moderada- y en China –que muestra estar acomodándose al nuevo régimen de crecimiento del 6%. Brasil, en cambio, si bien técnicamente ha dejado atrás la recesión, se proyecta un crecimiento de entre 0,3% y 0,4% para este año y un 2% para 2018.

La política trajo novedades fueron opuestas entre sí. Mientras el Reino Unido incursiona por primera vez en décadas en problemas de gobernanza, el amplio triunfo de Macron en la primera vuelta de las legislativas le otorgará, casi seguramente, amplios márgenes de maniobra para concretar su programa de reformas que aspira a dejar atrás el anémico crecimiento francés, de 0,6% en promedio desde 2009 a la fecha.

En línea con lo anticipado aquí en su momento, nada se ha concretado todavía de las pesadillas que se pronosticaron después del triunfo de Trump. Aquéllas que veían grandes subas de tasas y del dólar, fuga de capitales hacia los EEUU, caída de los commodities y aumento del riesgo de los emergentes. Puede verse en el Cuadro 1 los activos con mayores subas desde noviembre pasado han sido las bolsas de la Argentina (sic), de Japón y de Europa.

Tabla 1

El riesgo emergente ha bajado, el euro ha subido, el dólar cayó levemente y el rendimiento de los bonos del Tesoro de los EEUU a diez años está en 2,21%, casi igual que la inflación. Es cierto que los índices de materias primas han bajado, pero esto se debe exclusivamente al petróleo –por los manejos del cartel de la OPEP- y a los granos –por haberse alcanzado el cuarto año consecutivo de cosechas record, en buena medida por factores climáticos.

Seguimos viendo a la economía global acomodándose a una velocidad de crucero en torno al 3,5% anual, con los países desarrollados creciendo alrededor de 2% y los emergentes cerca del 4,3%. Lamentablemente, América Latina será la región emergente de menor crecimiento, apenas cerca del 1% en 2017. Esto es el resultado de las herencias del populismo en la Argentina, de los extremos trágicos al que el mismo fue llevado en Venezuela, y de la corrupción sistémica en Brasil. Buen momento para que las dirigencias y los ciudadanos de estos países, y de otros de nuestra región, mejoren la calidad de sus ofertas y de sus decisiones electorales.

(Volver arriba)

1. Panorama regional: Brasil luchando por dejar atrás la recesión

Eduardo L. Fracchia

El mapa político de la región consolida posiciones pragmáticas y ortodoxas con otras más anárquicas como la de Venezuela donde se percibe una profundización del nacionalismo populista. Para América Latina el contexto económico ya no es favorable y varios países tienen estancamiento o recesión. Hay una clara dependencia de los precios internacionales asociados a la caída de la demanda de China. Para comprender la evolución de la economía argentina en el contexto regional es clave seguir la marcha de Brasil, referente de América del Sur. Si Brasil es capaz de recuperar ritmo de crecimiento con estabilidad es muy probable que la región se consolide. El nuevo modelo recién se está aplicando con la gestión de gobierno que desplazó a Dilma y las circunstancias políticas no pueden ser mas inciertas.

Existen factores económicos que generan cierto desasosiego además de los propios de la coyuntura política.

La meta que se ha puesto al Banco Central es relativamente ambiciosa. Brasil ha superado en los noventa 50 años de alta inflación y el Banco Central independiente es proclive a la estabilidad de los precios, aplicando un esquema “a la brasileña” de metas de inflación. La tasa SELIC sigue estando en el centro de atención y es una referencia central del mercado.

Existe un nuevo patrón en el comercio exterior de Brasil. Hay mayor diversificación de mercados y una fuerte presencia de los destinos asiáticos. Las exportaciones a países en desarrollo representan el 50% del total. Hoy en día Brasil está más abierto al intercambio en contraposición a su tradición histórica de país cerrado. Actualmente posee un grado de apertura de 30% contra un nivel de 12% en los inicios de los 90. El comercio creció más de 200% desde 1990 a 2016.

El crecimiento en 2017 debería estar liderado, además de las exportaciones, por el consumo. La inversión todavía está en valores bajos respecto al PIB. El crecimiento de 2016 fue 3.3% negativo. Desde el punto de vista político, la imagen de los partidos atraviesa un momento delicado. No hay políticos con carisma para suceder a la gestión actual. Quedan pendientes las promesas sociales de la campaña electoral del PT que dejan bastante que desear. Lula lidera los sondeos con 30%.

El riesgo país, que es una variable resumen de cómo va Brasil, está en los niveles de Argentina. El escenario optimista para Brasil a mediano plazo se basa en que han quedado atrás años de crecimiento mediocre y que el país, apoyado en ganancias de productividad, inversiones extranjeras, dinamismo exportador y buen criterio de los hacedores de política, podría crecer a partir del 2018.

Para nuestro país, el tipo de cambio apreciado y la recesión de Brasil influyen directamente en las exportaciones bilaterales de modo adverso. La evolución del MERCOSUR depende una vez más del enfoque de las autoridades de Brasil para replantear un esquema alternativo de integración. El Mercosur va perdiendo cada vez más su capacidad para seducir a sus socios hacia un proyecto de integración con mayor apertura al mundo y capacidad de negociación.

La deuda pública brasileña está en un nivel de 70% del PIB. Se ha tomado una decisión firme de congelar el gasto público por 20 años con una medida que está bajo revisión legislativa y que luce voluntarista. La recesión complica el problema fiscal por la natural caída de impuestos.

A modo de cierre, Brasil ha tenido un desempeño pobre en cuanto a crecimiento en la democracia. A partir de 2011 comenzó a estancarse más. El desequilibrio fiscal afectó la confianza en el sistema económico que fue además minado por los hechos de corrupción. En Brasil falta infraestructura y la tasa de inversión es muy baja. Se estima que el PIB crecerá 0,4% en 2017.

En definitiva Brasil, como tituló en su momento un famoso autor, sigue siendo el país del futuro. Si corrige los desórdenes gravísimos de corrupción, recupera la confianza de los empresarios y mejora su competitividad puede ser un pulmón de crecimiento para la región.

(Volver arriba)

2. Panorama interno: Una vez más a la espera del segundo semestre

 Eduardo L. Fracchia

El PBI lleva tres trimestres de expansión. La inversión lleva la delantera. El consumo sigue mas retraído. La recesión terminó pero la sensación térmica es de curva en L, no en V.

Si se toma en cuenta la información del INDEC las ramas industriales mas sensibles son las de tabaco, textil, edición e impresión. El sector automotriz está evidenciando una expansión interanual en el primer semestre.

Entre las actividades mas dinámicas de acuerdo al EMAE sobresalen agricultura, ganadería y construcción. En este último sector el impulso se debe a la inversión pública y a la construcción de viviendas.

La suba de tasas (LEBACs) en el marco de un proceso de endeudamiento externo provoca la apreciación del peso en el año electoral. Esto afecta en particular a las economías regionales.

Los principales aumentos de los precios corresponden a reajustes de precios relativos ya se trate de precios máximos que fueron flexibilizados o de precios regulados como los de energía y transporte.

La inflación acumulada de los últimos 12 meses es diferente de acuerdo a cada subconjunto del índice. Los precios regulados lideran el crecimiento con un 35% y la inflación núcleo persiste en niveles elevados pero tiende a disminuir. El aumento de las tasas de interés está consiguiendo resultados aunque falte el ajuste fiscal para que la estabilización sea más consistente.

El sector fiscal está cada vez más en la agenda pública. El déficit total es muy elevado y compromete al equilibrio macroeconómico. En relación a los impuestos que dependen de la dinámica de la masa salarial, básicamente salarios y empleo, se registró un monto de recaudación fiscal superior al del año pasado. Esto ocurrió, entre otros factores por mayor empleo registrado y por recomposición salarial en el primer semestre de 2017.

Como fruto del blanqueo prácticamente se duplicó la base imponible sobre los bienes personales, con algún impacto también en ganancias.

El gasto público consolidado es difícil de ajustar por varias razones: la rigidez que supone el aumento del número de jubilados durante el kirchnerismo con virtual indexación de ingresos; la falta de voluntad política para desactivar algunos planes; el remanente de subsidios; y la suba de millón y medio de empleados públicos desde 2003 con productividad cuestionable.

En cuanto a la deuda pública que afecta a los intereses a mediano plazo, el país puede hacer descender la sobretasa con la que se financia. El descenso puede compensar el incremento potencial de la tasa de la Fed que cada vez es más probable. Argentina se encuentra en una posición de riesgo al depender del financiamiento internacional tanto para cubrir el déficit fiscal como para financiar las obras de infraestructura encaradas. Caputo plantea que la deuda pública es similar en términos de producto a la salida del canje de 2005.

Sigue pendiente la mejora en competitividad donde, según el WEF, Argentina ocupa el puesto 104 sobre 144 países. Dentro de esta mirada sistémica de la competitividad destaca por lo negativo el marco laboral argentino. El Presidente fue duro recientemente con la industria del juicio laboral, cuya normalización daría resultados favorables en términos de productividad de las empresas.

Si la crisis de Brasil se lee desde el resto del mundo como una distorsión regional puede haber un flujo de capitales desde América Latina a los países centrales con descenso probable en la actividad económica. Una eventual crisis de Brasil con riesgo de contagio comercial y financiero es un factor de incertidumbre para Argentina. Hay muchas decisiones que apuntan al optimismo de transitar hacia un país normal. Esperemos que esta vez sea cierto que en el segundo semestre la economía arranca con fuerza.

(Volver arriba)

3. Panorama interno: Cómo sigue la economía hasta el 2020

 Eduardo L. Fracchia

La economía hasta fin de mandato crecerá por el lado de la inversión y el consumo retomará mas ritmo respecto a los primeros años del macrismo. Las exportaciones, que están estancadas, crecerán a mejor tasa. Los sectores claves de los dos años que le quedan a Macri serán la agricultura (la soja con precio moderado, el trigo recuperando sus niveles históricos y el maíz con mayor protagonismo), la agroindustria (que estará en buenos niveles de rentabilidad), la energía y la construcción.

El tipo de cambio real decreciente exigirá mayor productividad. Esta circunstancia generará tensiones en sectores sensibles que ya en en el primer bienio de gestión de Macri están sufriendo bajas de empleo: textil, calzado y juguetes, entre otros.

El sector fiscal se irá ajustando con licuación del gasto público, crecimiento y mayor racionalización. En cuanto a gasto público, con vocación política se puede reducir 5 puntos quedando por encima del promedio de la democracia que fue de 30% en relación al PIB. Se estima en 40% a fin de 2019. La reforma tributaria a encarar se ve valiosa para acotar los impuestos distorsivos y para reducir la presión tributaria que es desproporcionada.

La salida de la recesión es muy lenta pero 2018 podría quebrar la racha de contracción en años pares con una expansión de 3,5% que se repetiría en 2019.

La inversión seguirá siendo la variable dinámica de esta gestión. Hay sectores con mucho potencial como lo son el agro y la agroindustria. La minería seguirá demandando inversiones. Vaca Muerta es un proyecto de gran magnitud para varias décadas, en el cual se estima la llegada de 10.000 millones de dólares de inversión anual para los años venideros.

La inflación ira cediendo hasta llegar a 10 % en 2019 usando instrumentos fiscales y monetarios.

Con mayor control de la inflación y crecimiento de 3 % en la segunda mitad de la gestión Macri la pobreza puede ceder 7 puntos llegando a 23 %, es menor de la reducción que se hizo en tiempos de Néstor Kirchner cuando bajó de 55 a 25%.

El mayor empleo es funcional a la reducción de pobreza. El plan empalme es una buena noticia, interesante para matar dos pájaros de un tiro. Se han cerrado empresas en los años de Cambiemos, el 10% de lo clausurado en el final de la convertibilidad. En concreto se cerraron 5.000 empresas, el 0,7% del total de firmas. Por otra parte 14% de las compañías redujeron las dotaciones de personal. Se espera la reactivación firme del empleo recién en 2018.

Las exportaciones están muy estancadas con un 30 % de firmas que no exportan y que abandonaron la base (hoy quedan unas 9.600). Se estima que van a crecer a través del agro y también de las MOI. En particular se espera un auge de las últimas por la salida de la recesión de Brasil. En este sentido se aguarda una mejor balanza comercial con Brasil, hoy muy negativa en 7.000 millones de dólares. La ventanilla única de comercio exterior puede ser funcional a la inserción externa. Los acuerdos funcionales de productividad se están exportando a otras áreas. Vaca Muerta es un ejemplo a imitar.

Las importaciones son crecientes aunque todavía se encuentran en un nivel bajo respecto al PBI.

El mayor desafío de lo que queda de gestión es el ajuste fiscal y la dinámica de la inversión con mayor compromiso exportador. La reforma tributaria puede ser muy importante y sería deseable que se coordine mejor la tan postergada coparticipación incluyendo el replanteo del Fondo del conurbano.

No serán años recordados por grandes reformas sino por la transición a un régimen más moderno, integrado al mundo, y más racional. El terreno quedará preparado para que la década del 20 sea muy sólida en cuanto a crecimiento ya con la estabilidad conseguida y cierto ajuste fiscal.

¿Será suficiente este desempeño de la economía para acceder al segundo mandato que es el proyecto natural del Presidente?

La realidad internacional influye decisivamente en un país que es solo el 0,4 % del PIB mundial. Lo ideal es que este período de gobierno siente bases de consenso para que el modelo productivo abierto siga con mayor énfasis en instituciones y en competitividad.

(Volver arriba)

4. Panorama interno: Comienza un semestre cargado de política

Eduardo L. Fracchia

La política está tomando temperatura y se espera un segundo semestre muy disputado. Cambiemos no puede diferenciarse como líder en bancas dada la conformación de ambas cámaras pero un triunfo electoral en octubre le daría mucho oxígeno para lo que resta del gobierno. Es un test de aprobación relevante teniendo en cuenta la estadística: en 6 de las 7 últimas elecciones de medio término el que ganó se impuso en la elección general posterior.

Cambiemos adolece de figuras convocantes en Pcia. de Bs.As., dado que Carrió quedó en las listas de Capital. María Eugenia Vidal deberá traccionar en la campaña y veremos cuanto es su aporte real en los comicios de una provincia clave en el resultado de la elección. Se dice que la intención de Macri es polarizar con Cristina Kirchner. En este sentido hay una suerte de atracción mutua de conveniencia electoral. Macri ha perdido popularidad pero frente a la crisis de liderazgos la suya es de las mas altas de la región y también a nivel internacional. En Cambiemos se percibe un grupo político proactivo que influye en diputados con Monzó y Massot y en el plano del Ejecutivo el mismo ministro del Interior, Frigerio.

El peronismo sigue sin encontrar un líder claro de consenso. Randazzo quiere jugar esa carta pero no tiene tanta adhesión popular. Cuesta hoy ver integrado al peronismo que quiere renovarse con el espacio político perdedor en 2015 volcado mas a la izquierda. Las alianzas en el peronismo se decantan por Randazzo o por el kirchnerismo, y en esta disputa el rol de los intendentes es clave. Las causas judiciales atraviesan esta campaña, con la probabilidad de juicio a CFK. Cristina suma intención de voto en la tercera sección electoral pero su imagen es muy negativa. Es increíble como sigue siendo una voz clave del sistema político a pesar de tantas sospechas de corrupción.

Massa ha recuperado la iniciativa al hacer la alianza con GEN. Es un complemento interesante para el Frente Renovador que le suma centroizquierda y perspectiva ética. Stolbizer sacó 6% en 2015 lo que no es despreciable y es fuerte en su distrito, con buena imagen positiva. Massa está muy focalizado en Pcia. de Bs.As. y le cuesta armar la “gran avenida del medio”. Aunque fue clave para interrumpir el tercer mandato de Cristina, la duda es si se agota su ciclo político.

Las proyecciones para Pcia. de Buenos Aires son muy preliminares. Alguno especulan con un triple empate. Aragón, por ejemplo, tiene a Massa en su sondeo con 30%, a Cristina con 23%, Cambiemos con 16%, Randazzo con 10% y la izquierda con 4%. La economía va a influir en la votación, con voto de apoyo y con voto castigo.

La ciudad de Bs.As. aparentemente la gana cómoda el PRO con el empuje de Carrió que siempre llegó al público progresista de la Capital. Por otra parte el nivel de aprobación de la gestión Larreta-Santilli es muy elevado.

El radicalismo opacado por el PRO, aporta en la extensión territorial. Al retirarse parcialmente Sanz hay una conexión menor. Es un punto criticable ya que la experiencia de la Alianza no fue buena y es central mantener la unidad de Cambiemos aunque no gobierne de hecho como coalición.

A 16 años de 2001 la clase política se ha renovado plenamente. El kirchnerismo y el macrismo no se explican sin esa crisis extrema del final de la convertibilidad.

La democracia no es una anarquía de partidos pero está lejos de ser un sistema estable y con buen balanceo de poder. El caso de la Venezuela de Chavez se explica por esta crisis de partidos y parcialmente Brasil donde hay un mosaico diverso de espacios políticos en pugna.

¿Cambiemos se constituirá como un nuevo espacio político? En este sentido habrá que ver si se institucionaliza el personalismo actual del PRO expresado en su fundador. En ese caso podrá ser ante una UCR en crisis una oposición estable al justicialismo.

(Volver arriba)

 

5. Precios

  • La inflación minorista se desacelera. En mayo, el crecimiento de los precios fue de 1,3% mensual (la mitad que en abril) y de 24% en términos interanuales.
  • Los precios mayoristas anticipan la desaceleración de la inflación. En abril, el IPIM creció 0,5% mensual y se ubicó en 18,4% interanual.

Carlos M. Belloni

Luego de una marcada aceleración inflacionaria durante los últimos tres meses como consecuencia de los ajustes tarifarios y movimientos estacionales de precios, la inflación mensual de mayo regresó a variaciones similares al promedio del segundo semestre de 2016. En mayo, la inflación en el AMBA fue de 1,3% mensual y del 24% interanual. La desaceleración de la inflación minorista se condice con el menor crecimiento de los precios mayoristas registrados en el mes precedente. En abril, la inflación mayorista fue de sólo 0,5% mensual. El costo de la construcción se aceleró en abril (creció 4,4%) producto del ajuste estacional en el costo de la mano de obra. No obstante, se evidenció un crecimiento muy inferior al 10,9% de abril de 2016, por lo cual la variación en términos interanuales descendió a 25%.

La inflación minorista en mayo fue de 1,3% mensual, la mitad de lo observado en el mes precedente. Dicha variación fue la registrada por el INDEC en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) para el AMBA. La mayor diferencia respecto de lo acontecido en los tres meses previos se debió al comportamiento de los precios regulados los cuales se incrementaron 1,2% el mes pasado (impulsados por la suba en la tarifa del agua), muy por debajo de lo observado en el trimestre previo, donde el incremento promedio fue de 4,1% mensual. La desaceleración de la inflación general fue favorecida por el descenso de los precios estacionales (-0,5% mensual). Pese al menor crecimiento de los precios, la inflación acumulada en el año ascendió a 10,5%. En términos interanuales, la tasa de variación sigue en descenso y alcanza el 24%, 3,5 puntos porcentuales inferior a la registrada en abril. La desaceleración inflacionaria también se vio reflejada en el indicador “núcleo” –indicador que elimina los precios regulados y estacionales- el cual presentó un crecimiento mensual de 1,6% frente al 2,3% de abril.

En cuanto a los datos de las consultoras privadas, la desaceleración también se observó en el IPC Congreso (indicador promedio de varias consultoras) aunque registró un aumento algo superior al indicador oficial. Para el Congreso, la inflación mensual en mayo fue 1,8% mensual y 25,2% interanual, acumulando en el año una suba de 10,3%.

Como era de esperar, la desaceleración de los precios minoristas fue anticipada por el menor crecimiento de los precios mayoristas como consecuencia de los menores costos de insumos importados por la baja del tipo de cambio. El IPIM (índice de precios internos al por mayor) mostró en abril un crecimiento de 0,5% (en marzo fue 0,9%), el menor desde septiembre de 2016.

Gráfico 1: Inflación minorista y mayorista
(Var. % mensual y anual)
Fuente: Indec y IAE

Por el lado de los costos en la construcción, el Índice ICC del INDEC mostró en abril un crecimiento de 4,4%, muy por encima del 1,1% de marzo. La aceleración se produjo principalmente por el crecimiento en el capitulo “Mano de Obra” que registró un aumento del 6,9%. No obstante, el crecimiento de la mano de obra fue menor al de abril del año pasado (18,3%), por lo tanto, en términos interanuales la variación del ICC descendió a 25%, el menor crecimiento desde noviembre de 2015.

Las expectativas para los próximos meses son de una inflación mensual en torno al 1,5% con tendencia a la baja. El primer semestre cerraría con una inflación de 12%, 5 puntos por debajo de la meta del gobierno. El mercado espera una inflación a diciembre de al menos 21%, bastante por encima de la meta oficial, aunque sería la menor variación observada desde inicios del 2012, un dato no menor. De confirmarse la tendencia a la baja el gobierno podría comenzar a bajar las tasas de interés e ir corrigiendo gradualmente el tipo de cambio.

(Volver arriba)

6. Actividad económica

  • La actividad económica se recupera de la mano de la construcción y el sector agropecuario. En marzo, el indicador EMAE creció 0,8% interanual y 1,9% mensual.
  • El consumo sigue en baja aunque con buen desempeño en el mercado automotriz local y en el mercado inmobiliario.

Carlos M. Belloni

Impulsada por la construcción y el sector agropecuario, la actividad económica se encamina hacia la senda del crecimiento. No obstante, la crisis en la industria sigue presente, en especial en el sector textil. En abril, los indicadores industriales volvieron a mostrar un retroceso aunque se observa un mejor desempeño en algunos indicadores desestacionalizados. En el ámbito PyME, persiste la crisis aunque el desempeño es heterogéneo. La construcción volvió a crecer en abril y se consolida la recuperación. El consumo sigue en retroceso pero presenta un muy buen desempeño en la industria automotriz y en el mercado inmobiliario.

En el mes de marzo, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC se recuperó luego de caer de manera importante en febrero pasado. El crecimiento del EMAE fue de 0,8% a/a (en febrero había caído 2,1%) impulsado por la Construcción (7,8%), Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (5,8%) e Intermediación financiera (5,2%). En términos desestacionalizados, evidenció un crecimiento importante de 1,9% mensual. Los datos más recientes de la consultora OJF, muestran en el mes de abril un nuevo crecimiento de la actividad general, el segundo de manera consecutiva. Según la consultora, la actividad creció 3,3% interanual y 0,3% mensual.

La industria sigue presentando vaivenes sin poder salir de la crisis que sufre desde principios de 2016. En abril, el Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC se contrajo 2,3% a/a (en marzo había caído sólo 0,4%) y acumula en el año un retroceso de 2,4%. La mayor caída se registró nuevamente en la industria textil (24,7% a/a) la cual acumula una caída de 19,2% en lo que va del año. Los datos del EMI estuvieron en línea con lo registrado por la consultora FIEL cuyo Índice de Producción Industrial (IPI) retrocedió 2,0% a/a aunque presentó un importante crecimiento mensual de 1,3%. El sector industrial PyME también profundizó el retroceso aunque con un comportamiento heterogéneo. Según CAME, la producción industrial cayó en abril 3,4% a/a (en marzo lo había hecho 2,5%). Mientras que los sectores que más se contrajeron fueron “Productos minerales no metálicos” (-15,5%) y ”Calzado y Marroquinería” (-14,6%), crecieron fuerte “Material de transporte” (22,5%) y la “Industria alimenticia” (6,5%).

Gráfico 2: Actividad y construcción
(Var. % interanual)
Fuente: Indec.

La construcción crece por segundo mes consecutivo y se consolida de la mano de la obra pública. El Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) calculado del INDEC creció 10,5% en abril nuevamente gracias al consumo de asfalto que aumentó 80,6% a/a. El dato más reciente de mayo registrado por el Grupo Construya confirma la recuperación del sector al crecer 14,5% a/a (tercer mes consecutivo) y 3,3% mensual.

En relación al consumo, las ventas minoristas mermaron su caída en mayo al contraerse 2,3% frente al 3,8% en abril, según CAME. De esta manera la variación acumulada se reduce por primera vez en el año  y alcanza el -3,4%. En el mercado automotriz, las promociones de fabricantes empujan las ventas y aceleran el crecimiento. Según ADEFA, las ventas a concesionarios crecieron 31,7% en mayo y acumulan una suba del 18,3% en lo que va del año. El mercado inmobiliario también sigue con un muy buen desempeño. Según el Colegio de Escribanos de CABA, en abril las escrituras de compraventa crecieron 20,5% a/a y acumulan en el año una suba del 45,5%.

Para los próximos meses se espera que la construcción y el agro continúen impulsando a la economía aunque para consolidar el proceso será necesario que la industria en su conjunto crezca. Los ajustes salariales de junio permitirán una recuperación del salario real y consecuentemente del consumo (aunque de manera gradual) favoreciendo la actividad del sector industrial.

(Volver arriba)

7. Sector fiscal

  • En abril, el déficit fiscal primario creció 71% y el déficit financiero 187%. Pese a la expansión del déficit, el monto acumulado representa el 0,6% del PBI.
  • La recaudación tributaria creció 21%. El IVA impositivo, en cambio, se incrementó 35%.

Carlos M. Belloni

Pese al importante repunte del déficit fiscal primario registrado en el mes de abril, el gobierno se mantiene en línea con las metas. A dos meses de cerrar el primer semestre, el déficit representa sólo el 0,6% del PBI, muy por debajo de la meta fiscal del 2% pautada para mitad de año. En mayo, el déficit primario se expandió 71% y el resultado financiero un 187%, ambos respecto al mismo mes de 2016. La recaudación tributaria de mayo mostró un flojo desempeño pero con buenos datos sobre los impuestos ligados al consumo. Mientras que el total recaudado creció sólo 21%, los impuesto vinculados al consumo y al empleo crecieron por encima de la inflación.

Luego del ajuste observado en el mes de marzo, el déficit fiscal volvió a expandirse de manera importante. En abril, el déficit primario alcanzó los $ 18.664 millones, un 71,3% mayor al déficit de abril de 2016. Mientras que el gasto primario se expandió a una tasa del 38% alcanzando los $ 178.220 millones, los recursos crecieron 35% y acumularon $ 159.557 millones. Con el fin de los ingresos procedentes del blanqueo, la principal entrada de recursos fueron las Contribuciones a la Seguridad Social que crecieron 31,7%. El aumento del gasto se debió al crecimiento del gasto de capital (67%), principalmente en los rubros Vivienda, Educación y Transporte. El gasto en Prestaciones sociales, que incluye tanto el pago de jubilaciones y pensiones como el resto de los programas sociales, tuvo un incremento del 33%. Con la expansión del déficit fiscal de abril, el resultado primario acumulado en el primer cuatrimestre asciende a -$ 60.007 millones, un 6% por encima del acumulado en el mismo período de 2016. Pese al crecimiento del déficit primario, éste sólo representa el 0,6% del PBI, todavía muy por debajo de la meta fiscal de 2% establecida para el primer semestre. En cuanto al resultado financiero, (el cual considera el pago neto de intereses de deuda pública) el rojo fue de -$49.012 millones, un 187% superior al registrado en abril de 2016. En el acumulado del año, el resultado financiero creció 47% lo cual refleja el mayor gasto que está generando el crecimiento de la deuda pública.

Gráfico 3: Recaudación tributaria e inflación
(var. % anual)
Fuente: AFIP y IAE.

El desempeño de los ingresos tributarios durante el mes de mayo fue flojo aunque la recaudación de los impuestos ligados al consumo y el empleo se ubicaron por encima de la inflación. La recaudación tributaria total creció 21% acumulando $ 206.055 millones. Los impuestos que mejor se comportaron fueron el IVA impositivo (35,3%) y la Seguridad Social (29,9%). Mientras que el buen desempeño del primero es un dato alentador sobre el consumo, el segundo es un buen dato sobre la situación del mercado laboral. El buen desempeño de estos impuestos se vio opacado por la contracción en los ingresos provenientes del comercio exterior. Estos últimos cayeron 3,3% a/a, por segundo mes consecutivo (en abril retrocedieron 20,4%). La menor recaudación del comercio exterior se explica por la nueva caída en los ingresos provenientes de los derechos a la exportación (-14%) y el bajo crecimiento de los derechos a la importación (14,5%). Otros atenuantes que explican el flojo desempeño de la recaudación total son la postergación tanto de los pagos de Bienes Personales y Ganancias como de la liquidación de la cosecha por causas climáticas y especulativas respecto del tipo de cambio.

En los próximos meses se espera una recuperación de los ingresos provenientes del comercio exterior, en particular los obtenidos por las retenciones de la soja. La recuperación gradual de la economía seguirá impulsando los ingresos vinculados al consumo. Frente a este escenario, el gobierno no debería tener problemas para cumplir con la próxima meta fiscal. Sin embargo, el déficit financiero es importante y el peso de los intereses plantea un nuevo desafío fiscal.

(Volver arriba)

8. Sector externo

  • El saldo comercial fue deficitario por cuarto mes consecutivo. En términos de cantidades, las exportaciones se contrajeron 3,9% y las importaciones crecieron 5,4%.
  • La economía brasileña creció 1% en el primer trimestre de 2017 después de 8 trimestres consecutivos de caída.

 Carlos M. Belloni

En el ámbito externo, la novedad más relevante para la economía argentina fue el dato positivo que registró la economía brasileña al crecer 1% en el primer trimestre de 2017 después de ocho trimestres consecutivos de contracción. En Estados Unidos, la revisión favorable de los datos de crecimiento del PBI del primer trimestre (1,2%) muestra a una economía cercana al pleno empleo avanzando a buen ritmo. Aunque la creación de empleo fue menor a la esperada, el mercado laboral sigue firme y crece la probabilidad de que la FED aumente la tasa de interés en junio. En Europa, el desempleo continúa mostrando mejoras y se ubica en 7,8%. La economía española es una de las principales impulsoras de la baja del desempleo, cuya tasa se redujo de 20,4% a 17,8% en los últimos 12 meses. En cuanto a la economía argentina, la balanza comercial registró un déficit por cuarta vez consecutiva. En los primeros cuatro meses del año, el déficit comercial acumula us$ 1.216 millones. El salto del dólar en mayo logró detener la apreciación del Tipo de Cambio Real aunque se encuentra 35% por debajo del promedio dic2001-mayo2017.

La tendencia que se viene observando en el intercambio comercial argentino es de un leve crecimiento caracterizado por  el aumento de las importaciones y un estancamiento en las exportaciones. Frente a esta tendencia, en abril se registró por cuarta vez consecutiva un déficit comercial que alcanzó los us$ 139 millones. Mientras que el total de las exportaciones fue de us$ 4.825 millones (crecieron 1,7% a/a), las importaciones alcanzaron los us$4.964 millones (aumentaron 13,6% a/a). El crecimiento de las exportaciones se generó nuevamente gracias al crecimiento de los precios (5,8%) puesto que las cantidades se contrajeron 3,9%, por tercera vez consecutiva. El crecimiento de las MOA (4,6%) y las MOI (5,3%) fue contrarrestado con el nulo aumento de los Productos primarios y la importante baja en Combustibles y energías (-40,9%). En cuanto a las importaciones, el nuevo incremento se debió tanto al incremento en términos de cantidades (5,4%) como de precios (7,7%). Crecieron todos los usos con excepción de Piezas y accesorios para bienes de capital (-5%). En términos de cantidades, se destacan el crecimiento de Combustibles y lubricantes (55,6%) y Vehículos automotores de pasajeros (31%). La importación de Bienes de consumo y los Bienes de capital crecieron 10,7% y 15% en cantidades.

Cuadro 2: Exportaciones e importaciones
(var. % respecto 1er cuatrimestre 2016)
Fuente: INDEC

El resultado acumulado de los primeros cuatro meses del año evidencia un déficit comercial de us$ 1.216 millones (en abril de 2016 el saldo fue un superávit de us$30 millones). Mientras que el flojo desempeño de las exportaciones se explica por la contracción de los Productos primarios (-5,2%), las importaciones crecieron en casi todos los usos, registrándose los mayores aumentos en Vehículos de pasajeros (40%), Bienes de capital (17%) y Bienes de consumo (17%).

El aumento del tipo de cambio respecto al dólar durante la segunda mitad de mayo permitió detener la tendencia de apreciación del Tipo de Cambio Real (TCR). El mayor crecimiento del tipo de cambio mayorista (2,2%) respecto de los precios (1,5%) generó un aumento del TCR del 0,9%. La recuperación fue moderada y todavía el TCR se ubica 34,8% por debajo del promedio dic2001-mayo2017.

Para el mes de junio se espera un crecimiento de las exportaciones impulsadas por los productos primarios. Sin embargo, el atraso cambiario persiste y el consumo comenzará a mostrar signos de recuperación en los próximos meses manteniendo en crecimiento a las importaciones. La magnitud del déficit comercial para los próximos meses dependerá de cuánto se demore en reaccionar la demanda brasileña y la industria local.

(Volver arriba)

9. Sector monetario y financiero

  • El BCRA mantiene la tasa de interés de política monetaria en 26,25%.
  • El stock de LEBACs y Pases ya supera el billón de pesos. En lo que va del año creció 42%.

Carlos M. Belloni

El BCRA continúa sosteniendo las tasas de interés en niveles elevados y reduciendo la base monetaria en términos reales. La política cambiaria, en cambio, se vio condicionada por la crisis política brasileña cuyo efecto impactó en el tipo de cambio, algo que le vino bien al gobierno. Las reservas internacionales siguen cayendo por los vencimientos de deuda y se ubican por debajo de los us$ 45.000 millones. La crisis brasileña impactó también en el Merval aunque se recuperó casi inmediatamente para luego alcanzar un máximo histórico. El índice local acumula una ganancia de 30% en dólares en lo que va del año. El riesgo país perforó la barrera de los 400 pb.

La aceleración inflacionaria de los primeros meses del año no viene dejando margen para la política monetaria. Frente a este escenario, el Banco Central volvió a contraer la base monetaria en mayo 0,6% promedio lo cual representa una reducción real del 2%. La reducción total de la base monetaria fue de $ 38.823 millones explicado principalmente por la absorción mediante colocación de Títulos del BCRA ($ 105.932 millones) compensados parcialmente por expansión vía Pases ($44.120 millones), Compra de divisas al sector privado ($ 17.016 millones) y Adelantos transitorios al fisco ($ 4.200 millones).

La política de tasas de interés se mantuvo estable. Pese a la desaceleración de los precios observada en el mes de mayo, el Central decidió mantener la tasa del centro de corredor de pases a 7 días en 26,25% anual. La tasa de interés para la deuda a corto plazo (LEBAC a 35 días) también se mantuvo en 25,5%. El stock de pases y LEBACs alcanzó un nuevo record al superar el billón de pesos. En lo que va del año, creció 42%.

Por el lado de la política cambiaria, el impacto de la crisis en Brasil impulsó el tipo de cambio ante un Banco Central sin intervenciones. Si bien el dólar mayorista logró escalar 4,2% en la segunda quincena de mayo (llegó al máximo histórico de 16,14 el último día del mes), en los primeros 10 días de junio se ubicó nuevamente por debajo de los 16 pesos. En el promedio mensual de mayo, el dólar mayorista ascendió a 15,70 $/us$, un crecimiento de 2,2%.

Gráfico 5: Evolución del MERVAL en dólares
(1/01/2015 a 12/06/2017)
Fuente: Mecon en base a Bloomberg.

Las reservas internacionales volvieron a contraerse unos us$2.000 millones durante el mes de mayo y hoy se ubican por debajo de los us$ 45.000 millones. El retroceso en las reservas viene siendo fomentado desde abril por los fuertes vencimientos de deuda en dólares (us$ 10.000 millones por amortizaciones y pagos de intereses de bonos y giros al Club de París).

En cuanto a los agregados monetarios, el M2 se expandió 0,6% promedio en mayo, retrocediendo un 1% en términos reales. Los depósitos en pesos del sector privado crecieron 0,8% impulsados por los depósitos en cuenta corriente (1,8%). Los depósitos a plazo fijo no ajustables por CER/UVAs siguen con un desempeño flojo creciendo 0,8% y 18% en relación a mayo 2016. Por el lado de los préstamos al sector privado, en pesos crecieron 1,9% mientras que en dólares aumentaron 7,3%.

El Merval creció 6,3% en mayo alcanzando en los primeros días de junio un nuevo record por encima de los 22.500 pb. No obstante, la posterior toma de ganancias implicó seis ruedas de bajas consecutivas y hoy se ubica cerca de los 21.000 pb. El riesgo país, medido por el EMBI+Arg perforó la línea de los 400 pb por primera vez desde abril del año pasado.

La desaceleración inflacionaria y las perspectivas de su continuidad estaría abriendo la puerta para que la política monetaria acompañe tal movimiento con un recorte en la tasa de interés. No obstante el sesgo contractivo se mantendría puesto que la inflación todavía se ubica por encima de la meta del Central. En materia cambiaria, a pesar del ajuste observado en el mes de mayo, se mantienen las perspectivas de un ajuste gradual del dólar hasta fin de año.

(Volver arriba)

incest porn, real incest, incest videos, incest sex porn,porn movies,free porn,free porn movies,sex,porno,free sex,tube porn,tube,videos,full porn,xxx,pussy World's Best XXX Porn Platform
Free Porn, hd sex

Porn Watch, Hd Porn,Free Porn,Free Sex Videos

Free Porn

hd sex

watch the best quality sex site.