Las claves económicas de julio en un pantallazo:


La economía global se acomoda con deflación y bajo desempleo

el mundo desarrollado vive un un fenómeno inusuaL de caída simultánea de la inflación y del desempleo, desde niveles ya bajos. Los pronósticos sobre un apocalipsis trump siguen lejos de cumplirse. (Leer más)

una américa latina a dos velocidades

un repaso del desempeño de los países de la región muestra,  a grandes rasgos, que los países del pacífico crecen más que los del atlántico. (Leer más)

el segundo semestre ahora sí genera esperanza

la economía argentina sigue en una tímida recuperación, con sectores en situación de shock favorable. faltan corregir la cuenta corriente, el desequilibrio fiscal y la brecha social. (Leer más).

los dilemas de las pymes

con buena imagen social, su desafío es mejorar la productividad. pero la presión fiscal y el acceso al financiamiento siguen siendo trabas importantes. (leer más).

cuando la política condiciona el rumbo económico

el oficialismo espera ganar las primarias para despejar dudas camino a las elecciones legislativas de octubre. muchas de las medidas de fondo necesarias dependen de un desempeño del gobierno. (Leer más)

la inflación argentina sigue en desaceleración

El nuevo IPC Nacional registró en junio una inflación de 1,2%. La inflación en GBA  se ubica por debajo del 22% en término interanual. El salario real creció 1,3% en el primer trimestre del año. (Leer más)

una salida gradual de la recesión

El PBI creció 1,1% en el primer trimestre. Respecto del primer trimestre de 2016, el crecimiento fue de 0,3%. La inversión creció 3% en base a importaciones. La industria creció 2,7% en mayo luego de 15 meses de contracción. (leer más)

las cuentas fiscales no mejoran

En mayo, el déficit fiscal primario creció 127% y el déficit financiero 87%. En términos del PIB, los déficits acumulados representan 0,9% y 1,7%, respectivamente. (leer más)

el sector externo aún deja que desear

El déficit de cuenta corriente se incrementó 39% en el primer trimestre del año. La deuda externa creció 16% y supera los u$s 200.000 millones. (Leer más)

más margen de maniobra en la política monetaria

El BCRA mantuvo la tasa de interés de política monetaria estable 26,25%. Las tasas de LEBACs, en cambio, presentaron un leve incremento.
El gobierno colocó un bono a cien años por us$ 2.750 millones a una tasa de 7,9%. (leer más)

El informe completo:

Índice
DESCARGAR/DOWNLOAD ENGLISH VERSION

EDITORIAL: Tendencias deflacionarias y caída del desempleo: ¿llegan para quedarse?

Juan J. Llach

Hasta ahora en silencio el mundo desarrollado vive un fenómeno muy inusual de caída simultánea de la inflación, desde niveles ya muy bajo, y del desempleo. Es cierto, hace años que se viene cuestionando la “curva de Phillips”, establecida por el neozelandés William Phillips en 1958, que trataba de dar carácter general a una relación inversa entre inflación y desempleo. Pero las principales críticas se refieren a que una inflación alta no conduce a menor desocupación y al rol de las expectativas de inflación en el desempleo. Casos como el actual, en cambio, han sido mucho menos estudiados.

La inflación núcleo anual es hoy 1,4% en los EEUU, 1,1% en el área euro y 0,4% en Japón. El desempleo es 4,4% en EEUU y 3,1% en Japón, en ambos casos por debajo de lo que (¿hasta hace poco?) se llamaba “desempleo natural”. En el área euro todavía es muy alto, 9,3%, pero está bajando rápidamente. El caso más notable es el de Alemania (3,7%) y, junto a los datos de EEUU y Japón cuestionan, dicho sea de paso, la idea de que el salto tecnológico en curso conducirá inexorablemente a un desempleo alto, ya que se trata de tres de los países más avanzados del mundo a este respecto. Estos fenómenos tienen potencial para alterar las tendencias recientes de la economía mundial, incluyendo las observadas desde la elección de Trump.

De acuerdo a lo anticipado aquí en su momento, casi nada se ha cumplido hasta ahora de las pesadillas pronosticadas después del triunfo de Trump, que veían fuertes subas del dólar apoyadas en alzas de las tasas de interés en EEUU y luego en el resto del mundo, fuga de capitales hacia los EEUU, caída de los commodities y aumento del riesgo de los emergentes. La realidad nos muestra un dólar más débil, commodities firmes salvo el oro, riesgo emergente en leve baja y significativas alzas bursátiles. Hasta ahora, el único acierto del negativo pronóstico mayoritario es la suba del rendimiento de los bonos del Tesoro. Una de sus principales causas es el aumento de las expectativas de inflación. Por ello es posible que esta tendencia se revierta, al impulso también de una moderación de la política de la Fed, que desacelerará el alza de las tasas de interés si se afianza la tendencia deflacionaria y no vuelve a bajar la tasa de desempleo en los EEUU.

Teniendo en cuenta la novedad de la deflación con bajo desempleo, pero también los previsibles cambios de políticas de los bancos centrales ante esta nueva realidad, mantenemos nuestra visión de una economía global acomodándose a una velocidad de crucero de 3,5% anual, creciendo los países desarrollados cerca de 2% y los emergentes alrededor del 4,3%. Latinoamérica seguirá siendo en 2017 la región emergente de peor desempeño en 2017. En 2018 las cosas pueden mejorar, aunque mucho dependerá de los resultados electorales en la Argentina y Chile y de la evolución de los procesos políticos de Brasil –con el dramático ingrediente de la condena de Lula, en primera instancia, a nueve años de prisión- y de Venezuela. (VOLVER ARRIBA)

1. Panorama regional: Latinoamérica avanza a diferentes velocidades

Eduardo Fracchia

La región es heterogénea y, si bien hay patrones comunes, es difícil generalizar sobre su desempeño. Los intentos de integración de Aladi, Alalc, Mercosur, Unasur y otros han fracasado parcialmente.

Estados Unidos se retiró de la Asociación Transpacífico (TPP), pero éste sigue siendo un buen proyecto para que Argentina se acerque a Asia con mayor compromiso. De todas maneras, todavía falta concretarlo. La región tuvo términos de intercambio (relación de precios de exportación a importación) favorables desde 2002 a 2012, pero hace cinco años que ese contexto no es tan favorable. Sin embargo, todavía se encuentran claramente por encima de los valores promedio de la serie que va de 1900 a 2017.

La región es un área sin conflictos militares entre países, sin rivalidades étnicas ni guerras civiles. El último gran enfrentamiento entre Estado y guerrilla está culminando después de 60 años de tensiones; se trata de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Sin embargo, la ausencia de guerrillas no exime a la región de situaciones de violencia. Hay una tasa alta de homicidios, muy superior a la de los países centrales. En este aspecto Venezuela se destaca por encima de los demás países.

Existen diferentes velocidades en Latinoamérica en cuanto a crecimiento donde los países del Pacífico en general crecen a tasas más elevadas que los del Atlántico.

A continuación se hará un repaso general e introductorio respecto de las naciones de la región que brindan un contexto económico y político de importancia para nuestro país.

México: El Presidente Peña Nieto posee una baja popularidad. Se observa preocupación por las decisiones de Trump (entre otras: el muro, la inmigración ilegal, la repatriación de empresas americanas instaladas en México, etc.). La reforma energética sigue su curso. El país está atravesando situaciones de tensión por hechos de corrupción, mafias e inseguridad ciudadana. López Obrador, quien presenta una inclinación por el populismo, tiene chances de ganar. Hay pocos candidatos con similar proyección electoral.

Nicaragua: Ortega continua gobernando como hace casi 40 años cuando tomó el poder desplazando al dictador Somoza por medio de la revolución sandinista. Se destaca que actualmente en ese país avanza la construcción del segundo canal, complementario al de Panamá.

Cuba: El futuro económico-social de la isla está abierto a cambios, y puede ir a hacia un capitalismo convencional, o hacia un esquema híbrido de transición.

Ecuador: Sigue en la misma línea política luego del triunfo oficialista del partido de Correa. La dolarización ya va por los 17 años y aparentemente funciona con el apoyo del establishment y de la población que valora la estabilidad. La caída del precio del crudo afecta a Ecuador pero la cuenta corriente es todavía sostenible.

Colombia: Continúa con una macroeconomía estable, procurando integrar a las FARC a la sociedad civil. No presenta crisis económicas, y se observa una baja volatilidad en este país con muchos contrastes sociales y mala distribución del ingreso. Se destaca positivamente la labor del Ministro de Economía Mauricio Cárdenas.

Perú: Está creciendo a menor ritmo. Posee ventajas comparadas en minería, energía y pesca, y las está aprovechando. El liderazgo de PPK es funcional a una economía que lleva 30 años creciendo sin inflación pero aun es pobre, con 8.000 dólares per cápita.

Bolivia: Continúa su crecimiento con estabilidad de precios. El dólar en Bolivia permanece muy estable y se ha movido poco en los últimos años. La minería se encuentra firme en el marco de estatizaciones prudentes. Evo Morales quiere seguir gobernando, pero la sociedad no parece apoyarlo a perpetuidad, según surgió del plebiscito.

Brasil: Pretende hacer reformas, pero el contexto político es adverso para que haya soporte legislativo. La economía podría crecer al 1%  en 2017. Se espera un gobierno no populista luego de las elecciones. Sigue el escándalo de corrupción y la justicia parece mas proactiva que en el caso argentino. El juez Moro es un símbolo de justicia independiente. Brasil tiene una cuenta corriente positiva, en parte fruto de la recesión. El dólar oscila en torno a los 3 reales. Para algunos, lo acontecido en Brasil significa el fin del modelo de crecimiento desarrollista. Parece un tanto exagerado este diagnóstico pero tiene sentido. Se critica el esquema corporativo representado por la conjunción de BNDES-Estado y grupos domésticos. Si Brasil no corrige, será sustituido en el liderazgo de la región -como plantea el Profesor Sebastián Edwards- por México que tiene un gobierno más coherente. El gabinete de Brasil es poco plural, no hay mujeres ni personas negras. Gran parte de los diputados están bajo sospecha de corrupción. El caso Lula es muy relevante.

Uruguay: Está impulsando una tercera pastera, aunque su ubicación en este caso no resulta conflictiva. Las inversiones implicadas en este proyecto suponen un fuerte efecto multiplicador. La economía uruguaya crece levemente con una inflación de un dígito alto. Evitan -con acierto- llegar al 10%. El Frente Amplio se halla consolidado en el poder. Del Partido Blanco se espera mayor oposición por parte de Lacalle (h). El Partido Colorado fue muy golpeado por la crisis de 2002 y aún le cuesta recuperarse, habiendo sido el partido dominante en el siglo XX.

Paraguay: Continúa en franca expansión. El presidente empresario está sólido en su gobierno. No obstante, es un país al que le falta infraestructura y una mejor educación. Actualmente está recibiendo inversión brasileña que busca menores costos laborales.

Chile: Se encamina a nuevas elecciones en las que puede ganar por segunda vez Piñera. Lagos se ha retirado de la contienda electoral y Carlos Ominami, quien supuso una novedad en la política, actualmente no aparece como candidato. Tampoco Andrés Velasco que fue ministro de Economía. Chile crece poco y está perdiendo en parte su liderazgo en la región.

Venezuela: Es un Estado en descomposición. La ciudadanía soporta estoicamente al régimen inspirado en la dictadura de los Castro aunque ya van muchas muertes por la grieta. Es una tragedia humanitaria y no se le ve una salida, dado que una intervención extranjera es imposible e inconveniente. El ejército está implicado con el régimen. El populismo llegó a fondo en este país cada vez con mayor inflación y desabastecimiento. Se ha liberado parcialmente a Leopoldo López, lo que significa una buena señal. La oposición estuvo unida en la elección parlamentaria de 2015 pero actualmente no está tan coordinada. Venezuela es la clásica expresión de un populismo combinado con autoritarismo.

Estados Unidos: No mira mucho a la región; no lo hacía Obama ni lo hace Trump. Hay que ver como plantea su relación a futuro con Latinoamérica esta administración republicana. Trump por ahora sigue enfrentado con México y con los inmigrantes sudamericanos ilegales.

América Latina mira mucho a China que es claramente un socio que demanda energía y materias primas. El comercio exterior con China está creciendo basado en exportación de commodities e importación de bienes manufacturados.

En esta región se mueve el Mercosur que quiere se relanzado una vez más como plataforma para la globalización del bloque. El Mercosur está queriendo concretar la integración en un TLC con los 28 países del bloque europeo. De lograrse este acuerdo, resultaría un instrumento valioso. Las negociaciones por este potencial tratado de libre comercio con Europa comenzaron en 1999 y se estancaron en 2005, para retomarse luego en 2010.

Los presidentes de la región, con excepción de Macri, tienen bajos niveles de popularidad. Ha habido un ligero giro hacia la centroderecha en las últimas elecciones.

Latinoamérica aspira a la convergencia con los países centrales, pero su ritmo de crecimiento es menor al que tuvieron lo NICS (naciones del sudeste asiático) desde la posguerra. Algunos países como Chile están más adelantados en este proceso de convergencia. Chile está en la posición 34 del ranking de competitividad del WEF, muy distanciado del resto de la región.

La educación en América Latina deja mucho que desear según lo reflejan las pruebas PISA. Este es un mal antecedente frente a la necesidad de adaptarse a la globalización. La escolaridad ha aumentado pero la calidad educativa media es deficiente. Y si este aspecto falla, la región está condenada al subdesarrollo.(VOLVER ARRIBA)

2. Panorama interno: Esperando, ahora si, con optimismo la economía del segundo semestre

Eduardo Fracchia

Antes de ir a la macro local repasemos brevemente el contexto externo. Estados Unidos crece firme sin inflación. Europa recupera liderazgo por el ingreso en la escena política de Macron y por la continuidad de Merkel y la economía crece moderadamente con menor desempleo. Brasil sigue inestable con una lenta recuperación. Necesita muchas reformas pero hay poco poder político para implementarlas. Está encarando temas de difícil concreción como por ejemplo los 20 años de congelamiento del gasto público, la reforma laboral y previsional. Le hace falta al país un mayor liderazgo. La cumbre del G20 supone un gran protagonismo para Argentina como anfitrión en 2018. Es relevante tomar muy en serio este Foro.

La economía local sigue la recuperación en L o en una U muy suave. La  proyección de crecimiento es de 3% para el año que viene.

Se debe invertir mas en la segunda parte del gobierno de Cambiemos para aspirar a 20% de inversión respecto al PIB a fin de mandato. La economía argentina tiene un  tamaño considerable, es la economía 30 del mundo entre 200 países.

Hay sectores en situación de shock favorable. Se trata del agro, la minería, las energías renovables y la construcción. La obra pública sigue firme como lo demuestra el crecimiento del asfalto y del cemento, insumos representativos del sector.

El consumo masivo sigue retraído según se registra en las ventas de  shoppings y supermercados. Primero pareciera que se activa lo financiero en nuestra economía  y recién después parece decantar en el sector real. La Bolsa ha crecido y se mueve el negocio de bonos. Hay confianza en bonos largos en pesos como el 2027 que paga 13 % en moneda local.

El crédito hipotecario (UVA) se presenta funcional y valioso con una menor inflación. Puede ser una buena apuesta por la demanda insatisfecha de vivienda.

La elevada presión tributaria es una cuestión central de la coyuntura.

El sector externo sigue frio en cuanto a  exportaciones e importaciones. La economía está  cerrada aunque hay incentivos para que la situación mejore.

El déficit estructural en el sector del gas se pone en evidencia frente a los 120 millones de m3 de  producción contra los 150 millones de m3 de demanda. Las importaciones fueron mas baratas por la baja del precio internacional. La producción de petróleo está muy floja. Las energías renovables deberán llegar a 20 % del total de la energía consumida a mediano plazo, una meta ambiciosa.

Con la inflación puede haber sorpresas el próximo trimestre: nafta, tarifas , costos clave y paritarias. Se espera para fin de año que converja a la mitad de la del año pasado.

El tipo de cambio todavía está retrasado. El dólar subió 15% desde julio de 2016, contra 22% de la inflación y 23% de los salarios. El régimen es  flotante y la volatilidad observada en julio puede inhibir parcialmente al “carry trade” especulativo. Naturalmente el dólar va asociado a la política. El tipo de cambio influye en la inflación pero también la inflación alimenta al tipo de cambio. La tasa de las Lebac sigue alta y el compromiso del Central es claro en mantenerla.

La pobreza es función del crecimiento y de la estabilidad por lo cual tomará tiempo reducirla. Entre 1991 y 1994, por citar un ejemplo, bajó mucho la pobreza pero el PIB crecía entonces muy fuerte a la vez que bajaba la inflación.

Finalmente la cuenta corriente, el desequilibrio fiscal y la brecha social configuran tres cuestiones en agenda para corregir. Son tres brechas que revelan la falta de competitividad y pueden ser un buen norte para orientar la política económica después de octubre. Para generar confianza es fundamental contar con mayor previsibilidad.(VOLVER ARRIBA)

3. Panorama interno: Las pymes ante un escenario incierto y heterogéneo

Eduardo Fracchia 

La tasa de desempleo es cercana al 9% y algo mayor en el conurbano, casi del 12%. Si bien el aumento reciente se corresponde con factores estacionales, es importante encarar su reducción de manera estructural. Para enfrentar este desafío, las pymes son claves por ser generadoras de empleo. La empresa Pyme es cada vez mas, como dice Miguel Angel Ponte, la entidad formativa central dado el deterioro de la familia, la escuela y la desaparición del servicio militar. 5000 pymes cerraron en los casi dos años de Macri contra 8000 que lo hicieron en el segundo mandato de Cristina. En la etapa final de la convertibilidad cerraron muchas mas firmas.

El mayor problema de las pymes está en la presión tributaria y en el acceso al financiamiento. El acceso al crédito es muy limitado en Argentina: solo el 14% del PIB contra el 80% en Chile o mas del 100% en EEUU. Por otra parte, las pymes representan una porción menor del total, 19%, por lo que significa un crédito a pymes de 2,5% del PIB y casi todo como préstamos de corto plazo. Se espera que con la eventual reforma tributaria de 2018 se quiten algunos impuestos distorsivos.

Se han dado estímulos desde el Estado. El gobierno está trabajando en el sentido de la implementación de la ley impulsada pero cuesta que se difundan estas medidas en el universo Pyme. La nueva legislación supone aportes relevantes a las pymes. Se estima que puede haber una transferencia de recursos potencial de 70.000 millones de pesos en un periodo de 4 años desde el Estado al sector privado. La ley de emprendedores, por otra parte, es funcional a esta dinámica de mejora del mercado laboral. El Plan empalme anunciado ha caído bien como propuesta (Cámaras, sectores) pero hay que estimular a la oferta por si los incentivos no son suficientes para salir de la zona de confort de los planes sociales. Siempre los planes dan cierta seguridad. Por el Plan Empalme se accede con una “dote” de $100.000 a la compañía receptora.

Los programas de beneficio fiscal y descuento de cheques deben llegar de modo mas masivo al universo de 800.000 pymes del país. El programa Academia Pyme es valioso como instancia de capacitación. Se complementa con el Programa Radar de productividad que permite hacer benchmark con otras compañías.

Se han perdido 5.000 empresas aproximadamente de la base de 15.000 pymes exportadoras (Pymex). En el valor exportado solo representan el 10% del total, un porcentaje mucho menor respecto a otros países centrales o emergentes donde las pymes son mas protagonistas. Con más razón, es importante recuperar exportadores. El programa de ventanilla única (VUCE) está orientado al comercio exterior y se estima que su beneficio equivale a una reducción del 10% del arancel del extranjero para introducir bienes en otros países.

La situación de la mano de obra es difícil y un régimen razonable que baje el riesgo de las pymes para contratar dada la fuerte litigiosidad es clave. El riesgo laboral es crítico para el empresario pyme, incluso mas que el costo laboral. Por otra parte se debe integrar la formación profesional a través de una agencia para darle consistencia a las diferentes iniciativas repartidas en diversos organismos. El desempleo cercano a 9% supone oferta de trabajo excedente. El desequilibrio en el mercado laboral es un escenario que veremos por muchos años. El excedente de mano de obra genera un problema estructural en la economía argentina. Hay 4 millones de ocupados en negro y 6 millones de trabajadores formales. Si tenemos presente que el 45 % de los argentinos no terminó la secundaria, para combatir el desempleo es necesario crear puestos para calificación profesional limitada.

El prestigio de las pymes socialmente es elevado. Supera la imagen de las grandes empresas e incluso de las multinacionales. El principal desafío de las pymes es crecer en productividad para lograr una rentabilidad sustentable.(VOLVER ARRIBA)

4. Panorama interno: Comenzó un semestre muy político

Eduardo Fracchia

 Para la economía es relevante la política. Según el Premio Nobel Phelps, la clave es quien seguirá en el poder y no tanto quien lo detenta en la actualidad. Por eso hablaremos de las elecciones.

Para Cambiemos es importante de modo simbólico, como señal, ganar las PASO. No se discuten bancas en esta elección, no habrá diferencias sustantivas. La elección sobre todo sienta precedentes para 2019 donde Macri quiere la reelección. En 6 de 7 oportunidades la elección de medio término fue decisiva para la presidencial.

El interior se presenta menos relevante en esta contienda que mira mucho a CABA y al Gran Buenos Aires. Córdoba, que fue clave en 2015, está muy disputada actualmente desde el punto de vista electoral.

¿Se cumplirá el test ácido de Juan Carlos Torre que plantea que dos períodos de gobiernos no peronistas implican la madurez del sistema?

Casi todos los dirigentes políticos cayeron en imagen este año salvo algunas mujeres que están en ascenso como Carrió, Ocaña y Stolbizer. Carrió posee un diferencial de casi 10 puntos en términos de imagen. Supo ser muy negativo en algún momento, ahora crece por su prédica de transparencia.

La política se ha renovado y ya quedan muy pocos de la guardia vieja de 2001. Sin embargo, el sistema de partidos sigue muy complicado. Al radicalismo le cuesta recuperar protagonismo. Cambiemos puede ser a futuro una fuerza de centro con continuidad en el sistema. Las Paso pareciera que son inútiles para el sistema electoral, habrá que revisar su funcionalidad.

Maria Eugenia Vidal tracciona a Esteban Bullrich, un candidato poco conocido. Los núcleos duros de los tres espacios hacen que en Bs. As. se espere no un triple empate sino tres espacios consolidados que alejan una supuesta polarización, mas típica de una elección presidencial.

Vidal continúa con saldo favorable porque su imagen positiva es alta aunque en descenso. La gobernación de Bs As, salvo hechos muy salientes, pasa bastante oculta frente a la gestión nacional a la que se le apuntan los errores con mayor frecuencia. Es clave María Eugenia como punta de lanza de la elección en la provincia de Buenos Aires.

Cristina Kirchner tiene un piso muy alto y un techo bajo por la fuerte imagen negativa. Ha tenido en su presidencia oscilaciones fuertes de imagen con la crisis del campo y con el cepo, por ejemplo. Los hechos de corrupción no la marginan en su electorado cautivo. Cristina insistirá en los temas económicos y el gobierno llega con “cola de paja” por falta de brotes verdes. Es muy difícil que Cristina gane en un ballotage de 2019 por el efecto de Menem 2003 y por importante imagen negativa.

En la elección puede haber sorpresas. Si a Massa le va muy bien es un candidato presidenciable en 2019.

Cambiemos insistirá con el tema corrupción, por eso la dupla Ocaña – Carrió estará muy activa. El ajuste económico será el otro tema de campaña. Si se toma en cuenta el tema tarifas y la caída del salario real de 6 puntos, el ajuste fue real. Por otra parte, al no haberse encarado la reducción del déficit público y al no haberse suprimido los planes sociales el ajuste no fue de magnitud. Esto es objetivamente, aunque la percepción puede ser mas adversa.

El planteo post elecciones de Macri debe ser reordenar la tropa y buscar alianzas con otras fuerzas si el resultado le es contrario. Si Cristina gana, “ajuste” será una mala palabra y habrá menos margen para cambios de fondo que se puedan asociar con una postura “noventista”.

La renovación del justicialismo se va a demorar si a Randazzo le va mal y Cristina sigue presente como jugadora de peso. El kirchnerismo va a la baja sin cuadros con carisma y por las sospechas de corrupción.

Los intendentes cada vez son mas protagonistas en cuanto a protagonismo electoral. Cambiemos tiene una presencia federal importante después de un origen vinculado a la Ciudad de Buenos Aires. El kirchnerismo, en cambio, está instalado en el tercer distrito electoral, es fuerte en el conurbano, en especial en Lomas de Zamora y La Matanza.

La mochila de la herencia no está resuelta. Está sobre todo presente en el exceso de peso del gasto público. Son 15 puntos adicionales distribuidos en jubilados, planes, subsidios y en empleo estatal bastante bien pagado.

En conclusión, la economía bailará de acuerdo a la música de la política en el segundo semestre y los resultados de la elección influirán sin duda en la segunda mitad del mandato de Macri.(VOLVER ARRIBA)

5. Precios

  • El nuevo IPC Nacional del INDEC registró en junio una inflación de 1,2%. La inflación en GBA fue 1,4% y se ubica por debajo del 22% en términos interanuales.
  • El salario real creció 1,3% en el primer trimestre del año.

Carlos M. Belloni

La inflación se desaceleró por tercer mes consecutivo aunque cerró el primer semestre en torno al 12%, sólo 5 puntos por debajo de la meta oficial para fin de año. En junio, la inflación mensual fue 1,4% en el AMBA y 1,2% a nivel nacional. La desaceleración de los precios minoristas se debió a la estabilidad de los precios regulados y los precios de los bienes estacionales. La inflación núcleo, en cambio, creció por encima del promedio y da cuenta de una importante inflación estructural aún presente. La persistencia de la inflación núcleo se condice con la aceleración de los precios mayoristas evidenciada en el mes de mayo. El costo de la construcción, en cambio, desaceleró su crecimiento luego de los ajustes salariales de abril. En el primer trimestre, el salario real se recuperó 1,3% al crecer en promedio 33,4% frente al 31,7% de la inflación.

En el mes de junio, el INDEC dio a conocer los primeros resultados del nuevo índice de precios nacional constituido por un promedio ponderado de los IPC de las distintas regiones del país (Cuyo, Noreste, Noroeste, Pampeana y Patagónica) incluido el IPC GBA que también seguirá vigente. La inflación minorista en el mes pasado fue de 1,2% mensual a nivel nacional y de 1,4% en el AMBA. De esta manera, en la primera mitad del año el IPC nacional registró una evolución de 11,8% y el de AMBA un 12%. La continua desaceleración se debió al bajo crecimiento de los precios estacionales (0,9%) y de los precios regulados (0,9%). El indicador “núcleo”–indicador que elimina los precios regulados y estacionales-, en cambio, creció 1,3% dando cuenta de la importante inflación estructural que aún presenta la economía. No obstante, en términos interanuales la inflación sigue en descenso y se ubica en 22% a nivel nacional.

Por el lado de los datos no oficiales brindado por las consultoras privadas, el promedio el IPC Congreso (indicador promedio de varias consultoras) registró una importante desaceleración al registrar en junio un aumento de los precios de 1,3% frente al 1,8% de mayo. Para el Congreso, las principales subas del mes estuvieron centradas en equipamiento y mantenimiento del hogar, y alimentos y bebidas. En el caso de alimentos, la suba alcanzó 1,5%, algo menos que en los meses anteriores, en parte debido a la evolución de los productos estacionales (especialmente las frutas). De esta manera, la inflación en el primer semestre del año fue del 11,7% y del 23,4% en los últimos 12 meses.

La estabilidad de la inflación “núcleo” se condice con el repunte de los precios mayoristas. En el mes de mayo, el IPIM (índice de precios internos al por mayor) presentó una importante aceleración al crecer 0,9% luego de haber aumentado sólo 0,5% en abril. Por el lado de la construcción, en cambio, la variación del Índice ICC del INDEC regresó a niveles previos luego del fuerte crecimiento en abril producto de los ajustes salariales. En mayo, el ICC creció 1,3% mensual y 24,3% en términos interanuales.

En el mes pasado, el INDEC dio a conocer la evolución del índice de salarios durante el primer trimestre de 2017. En base a esos datos, el salario real evidenció un crecimiento de 1,3% respecto al primer trimestre de 2016. Mientas que los salarios nominales crecieron 33,4%, la inflación nacional fue 31,7%.

 

Cuadro 1: Inflación minorista por regiones
(Datos de junio de 2017)
Fuente: Indec

 

 

Para el próximo mes se espera una leve aceleración de la inflación minorista producto de los aumentos en los precios de las naftas, expensas, prepagas, cigarrillos y personal doméstico, así como también por el traslado a precios del aumento del dólar. De acuerdo con el REM de junio, el mercado espera una inflación promedio nacional de 1,5% en julio y de 1,3% para los meses siguientes, cerrando el año en 21,6%. Los ajustes salariales acordados por encima de dicho valor permitirán que el salario real continúe recuperándose.(VOLVER ARRIBA)

6. Actividad económica

  •  El PBI creció 1,1% en el primer trimestre. Respecto del primer trimestre de 2016, el crecimiento fue de 0,3%. La inversión creció 3% en base a importaciones.
  • La industria creció 2,7% en mayo luego de 15 meses de contracción.

Carlos M. Belloni

Los resultados del primer trimestre muestran a la economía saliendo de la recesión aunque de manera gradual. El PIB creció 1,1%, por tercera vez consecutiva. En términos interanuales, en cambio, el PIB registró un crecimiento marginal de 0,3% aunque fue el primer dato positivo luego de 3 trimestres. El crecimiento estuvo liderado por la inversión (3%). En abril se observó un crecimiento de la economía de 0,6% aunque desacelerando el crecimiento en términos desestacionalizados. La industria creció fuerte en mayo (2,7% a/a) y la construcción sigue firme (creció 10,3%). Pese a la menor contracción, el consumo masivo cerrará el semestre con una caída en torno al 3%.

El mes pasado el INDEC dio a conocer los resultados de la oferta y la demanda global correspondientes al primer trimestre de 2017. En términos desestacionalizados, el PIB creció 1,1%, el tercer dato positivo de manera consecutiva (0,1% y 0,7% en el tercer y cuarto trimestre del 2016). En relación al primer trimestre del 2016, el crecimiento del PIB fue de 0,3%. Las importaciones -el otro componente de la oferta global- crecieron 4,3%. Por el lado de la demanda global, se observó un fuerte crecimiento de la inversión (3%) impulsado por el rubro Construcciones (1,9%) y por la importación de Maquinarias y equipo (3,3%) y Equipo de transporte (96,3%). El consumo privado y el consumo público crecieron 0,9% y 1% respectivamente. Las exportaciones, en cambio, se contrajeron 1,8%. Los principales sectores que impulsaron la recuperación del PIB fueron Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (4,3%), Pesca (31,1%) y Transporte y comunicaciones (3,7%). Los sectores que más retrocedieron fueron Explotación de minas y canteras (-5,4%), Industria manufacturera (-2,2%) y Comercio mayorista, minorista y reparaciones (-0,9%).

En el mes de abril, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) difundido por el INDEC creció 0,6% a/a (en marzo había crecido 1,3%) impulsado nuevamente por la Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (4,6%) y la Construcción (8,4%). En términos desestacionalizados, el indicador registró un estancamiento. En mayo, la consultora OJF registró en su indicador de actividad un fuerte crecimiento de 4% acumulando así un avance del 1,1%. No obstante, en términos desestacionalizados el indicador creció 0,1%.

En cuanto al sector industrial, el Estimador Mensual Industrial (EMI) del INDEC se expandió 2,7% en mayo después de 15 meses consecutivos de contracción. El crecimiento estuvo impulsado por la industria automotriz (17,4%). Los datos de las consultoras privadas registraron un crecimiento mayor aunque con un flojo desempeño en indicadores desestacionalizados. El Índice de Producción Industrial (IPI) de FIEL creció 4,3% a/a y 0,7% en términos desestacionalizados. El indicador industrial de OJF, por su parte, mostró un crecimiento de 3,9% a/a y de 0,1% mensual.

La construcción sigue firme y creció por tercer mes consecutivo. El Indicador Sintético de Actividad de la Construcción (ISAC) del INDEC creció en mayo 10,3% y acumula un crecimiento de 5,1%.

Por el lado del consumo, el primer semestre cerrará con una caída importante. Para Kantar WorldPanel, la contracción en el consumo masivo sería de 3%. Las ventas minoristas, en tanto, registraron en junio la menor caída en 18 meses (-1,4%), según CAME.

Gráfico 1: Oferta y Demanda Global
(Var. % respecto mismo trimestre año anterior)
Fuente: Indec.

 

La economía se recupera de la mano del agro y de la construcción pero la senda hacia el crecimiento sólido sólo se podrá consolidar si el buen desempeño del agro y de la construcción es acompañado por la industria y el comercio. Se espera que el consumo repunte en el corto plazo de la mano del crecimiento del salario real.(VOLVER ARRIBA)

7. Sector fiscal

  • En mayo, el déficit fiscal primario creció 127% y el déficit financiero 87%. En términos del PIB, los déficits acumulados representan 0,9% y 1,7%, respectivamente.
  • La recaudación tributaria creció 29,8% en junio y superó a la inflación. El IVA impositivo también creció en términos reales al incrementarse 29,6%.

Carlos M. Belloni

Las cuentas fiscales continúan registrando un importante deterioro. No obstante, el gobierno mantiene el foco en las metas fiscales establecidas en términos del PIB. En mayo, el déficit fiscal primario creció 127% y el resultado financiero 87%. En términos del PIB, los déficits acumulados representan 0,9% y 1,7%, respectivamente. En el mes de junio, la recaudación tributaria creció en términos reales de la misma manera que lo hicieron los impuesto ligados al consumo y al empleo. Mientras que el total recaudado creció 29,8%, el IVA impositivo se incrementó 29,6% y la recaudación en Seguridad social 26,8%, todos ellos por encima de la inflación anual de 22%.

En el mes de mayo el déficit fiscal volvió a expandirse de manera importante. El déficit primario alcanzó los $ 27.239 millones, un 127% mayor al déficit de mayo de 2016. Pese a la desaceleración en el crecimiento del gasto primario (23,6% a/a contra 38% en abril), el mayor déficit se explica por el bajo crecimiento de los recursos (14,5% a/a contra 35% de abril). Los ingresos totalizaron $ 156.937 millones siendo la principal entrada de recursos las Contribuciones a la Seguridad Social que crecieron 34,2%. El gasto primario totalizó $ 184.176 millones impulsado por el crecimiento de las Prestaciones sociales (aumentaron 34,7%), en particular por el gasto en Jubilaciones y pensiones contributivas que creció 43,1%. De esta manera, el resultado primario acumulado al mes de mayo asciende a -$ 87.247 millones, un 26,8% por encima del acumulado en el mismo período de 2016. Pese al importante crecimiento, el déficit acumulado sólo representa el 0,9% del PBI, menos de la mitad de la meta de 2% del PIB establecida para el primer semestre. En relación al resultado financiero, (el cual considera el pago neto de intereses de deuda pública) el saldo negativo fue de -$44.045 millones, un 83,6% superior al registrado en mayo de 2016. En el acumulado del año, el resultado financiero creció 55% y alcanzó los $ 163.694 millones (1,7% en del PIB).

La recaudación impositiva creció en términos reales por primera vez sin contar los meses de ingresos del blanqueo. Los impuestos ligados a la actividad (consumo y empleo) también mostraron nuevamente un desempeño positivo en términos reales lo cual refleja la recuperación de la economía. La recaudación tributaria total creció en junio 29,8% alcanzando los $ 226.593 millones. Mientras que los ingresos por el IVA impositivo crecieron 29,6%, la Seguridad Social registró un crecimiento del  26,8%, ambos valores por encima de la inflación anual. Los ingresos provenientes del comercio exterior exhibieron una importante mejoría luego de la contracción registrada en mayo. Mientras que los derechos a la exportación crecieron 10,9% (en mayo habían caído 14%) impulsados por las retenciones de la soja pendiente de liquidación, los derechos a la importación lo hicieron 21,5%. En Ganancias, la recaudación tuvo una importante recuperación (creció 26,9% frente al 18% de mayo) debido al vencimiento del saldo para las personas físicas por el período 2016.

Gráfico 2: Resultado fiscal
(en millones de pesos)
Fuente: Mecon.

 

El holgado cumplimiento parcial respecto de la meta fiscal le otorga al gobierno un amplio margen para transitar los próximos meses previos a las elecciones. El gasto se mantendrá impulsado por la obra pública y los ingresos continuarán creciendo en términos reales en la medida que se consolide la recuperación de la economía y comience a remontar el consumo. Si bien el déficit fiscal continuará creciendo, se espera que permanezca por debajo de las metas establecidas en términos del PIB. (VOLVER ARRIBA)

8. Sector externo

  • El déficit de cuenta corriente se incrementó 39% en el primer trimestre del año. La deuda externa creció 16% y supera los u$s 200.000 millones.
  • En mayo, el saldo comercial volvió a ser deficitario y acumula us$ 1800 millones en lo que va del año. Las importaciones crecieron 14,5% en términos de cantidades.

 Carlos M. Belloni

El escenario internacional sigue en línea con las tendencias que se venían observando. En Estados Unidos, la cifra del PBI estimada para el primer trimestre se duplicó (1,4% vs 0,7% anualizado) y la tasa de desempleo alcanzó el 4,4% en junio, un nivel de “pleno empleo”. En línea con el buen desempeño de la economía, la FED subió la tasa de política monetaria 0,25% adoptando así un nuevo rango objetivo de 1%-1,25%. En Europa, el crecimiento es bueno (2,3% anualizado en el primer trimestre) pero la inflación todavía está debajo de la meta del 2%. En Brasil, la recuperación económica es lenta y moderada pese a las turbulencias políticas. La economía brasileña avanzó 0,3% desestacionalizado en el mes de abril y 1,7% en los primeros 4 meses del año. En cuanto a la economía argentina, los datos del balance de pagos del primer trimestre del año registraron un aumento de 39% en el déficit de cuenta corriente y de 16% en el stock de deuda externa. El intercambio comercial de bienes creció en mayo impulsado por las importaciones aunque el saldo comercial volvió a ser deficitario y acumula us$ 1.800 millones en lo que va del año. La competitividad de la economía argentina mejoró en junio por el repute del dólar frente a la estabilidad de los precios domésticos.

En el mes de junio el INDEC dio a conocer los resultados del balance de pagos correspondientes al primer trimestre. Las cuentas externas mostraron un déficit de cuenta corriente de us$ 6.871, un 39% superior al primer trimestre de 2016. El déficit se explica en gran medida por el resultado negativo de la balanza de servicios (us$ -3.215 millones) que creció 26% y el saldo neto de Rentas de ingresos primarios (us$ -3.676 millones) que se incrementó 28%. La cuenta financiera presentó ingresos netos por u$s 6.556 millones, superior a los u$s 4.872 millones de igual trimestre del año anterior. En esta cuenta se destaca el crecimiento de la inversión en cartera (252%) que totalizó us$ 16.463 millones. El ingreso de divisas se destino en parte al incremento de las reservas internacionales (us$ 11.535 millones, casi 3 veces más que el primer trimestre de 2016). El stock de deuda externa bruta total a fines de marzo de 2017 es us$ 204.509 millones, con un incremento de 8,7% respecto del trimestre anterior y de us$ 28.237 millones (16%) respecto a marzo de 2016.

En el mes de mayo, el saldo comercial de bienes mostró un crecimiento del déficit como consecuencia del estancamiento de las exportaciones y el fuerte crecimiento de las importaciones. El déficit comercial fue de us$ 642 millones y acumula en el año us$ 1863 millones. Mientras que las exportaciones totalizaron en el mes us$ 5.415 millones (crecieron 0,8% a/a), las importaciones alcanzaron los us$ 6.057 millones (aumentaron 24% a/a). El crecimiento de las exportaciones fue sostenido gracias al crecimiento de los precios (5,3%) debido a que las cantidades se contrajeron 4,2%, por cuarta vez consecutiva. En cuanto a las importaciones, el mayor incremento se debió principalmente al incremento en términos de cantidades (14,5%) respaldado por los precios (8,2%).

En junio, el aumento del tipo de cambio respecto al dólar y la estabilidad de los precios permitió fortalecer la mejora de la competitividad registrada en el mes precedente. En junio, el Tipo de Cambio Real (TCR) bilateral respecto del dólar creció 1,8% y se ubica en 0,976, por debajo del nivel de diciembre de 2001.

Gráfico 3: Saldos de cuenta corriente
(en millones de dólares)
Fuente: INDEC

 

El deterioro del saldo comercial continuará su tendencia impulsado por el crecimiento de las importaciones en un contexto de crecimiento económico. Pese a los justes del tipo de cambio, la apreciación cambiaria todavía es importante y no se espera un ajuste significativo en el corto plazo. (VOLVER ARRIBA)

9. Sector monetario y financiero

  • El BCRA mantuvo la tasa de interés de política monetaria estable 26,25%. Las tasas de LEBACs, en cambio, presentaron un leve incremento.
  • El gobierno colocó un bono a cien años por us$ 2.750 millones a una tasa de 7,9%.

Carlos M. Belloni

La desaceleración de la inflación en el mes de junio otorgó cierto margen de maniobra a la política monetaria y cambiaria. La base monetaria se expandió en términos reales y la política cambiaria convalidó el crecimiento del tipo de cambio respecto del dólar. No obstante, la política de tasas de interés permaneció centrada en el objetivo inflacionario. Si bien la tasa de referencia permaneció constante en 26,25%, las tasas de LEBACs evidenciaron un leve crecimiento. Las reservas internacionales volvieron a ubicarse por encima de los us$ 48.500 millones gracias a la colocación de deuda por parte del Tesoro Nacional. Una noticia a destacar fue la emisión del bono a cien años a una tasa de 7,9%. El índice Merval se vio afectado por la decisión de Morgan Stanley de mantener a Argentina como “mercado de frontera”.

Frente al menor crecimiento de los precios, el Banco Central convalidó una expansión promedio de la base monetaria de 3,3%. La expansión total de la base fue de $ 76.019 millones explicado principalmente por la emisión vía Adelantos transitorios al Tesoro Nacional ($ 42.300 millones) y rescate de títulos del BCRA ($ 39.788 millones) compensados parcialmente por la absorción vía Pases ($7.027 millones).

Pese a la desaceleración de la inflación, la política de tasas de interés se mantuvo relativamente estable. En junio, el Central decidió mantener la tasa del centro de corredor de pases a 7 días en 26,25% anual. No obstante, frente al aumento del dólar de las últimas semanas, el BCRA incrementó la tasa de interés de las LEBACs. El rendimiento de las letras de más corto plazo alcanzó el 26,3%, mientras que el retorno de los títulos con vencimiento en agosto subió a 26,1% y la tasa de los que vencen en septiembre avanzó a 25,6%.

En cuanto al tipo de cambio, la noticia de Morgan Stanley impulsó la demanda de divisas y generó un incremento importante del dólar que alcanzó el valor récord de 17,40 $/us$ en el segmento minorista. En el promedio mensual de junio, el dólar mayorista ascendió a 16,12 $/us$, un crecimiento de 2,7%.

Las reservas internacionales se expandieron us$ 1.849 millones en el mes de junio y ya superan los us$ 48.500 millones. El aumento estuvo explicado por la colocación de deuda en moneda extranjera del Tesoro Nacional, que superó sus vencimientos.

En cuanto a los agregados monetarios, en línea con la expansión de la base monetaria, el M2 se expandió en junio 5,1% promedio mensual y 37% anual. Los depósitos en pesos del sector privado crecieron 2,8%. Los préstamos en pesos crecieron 3% y los préstamos en dólares al sector aumentaron 8,6%.

Tal vez la noticia más novedosa en el ámbito financiero fue la emisión del bono a cien años por parte del gobierno. En total se colocaron us$ 2.750 millones a una tasa de 7,9%. El destino será la atención del servicio de la deuda y gastos no operativos de la Administración Nacional. Pese al elevado costo financiero en relación a las tasas que pagan los países vecinos, el monto total no representa un peso importante en el stock de deuda del gobierno. La emisión del bono tuvo la intensión de generar confianza en el país. No es casual que la emisión se haya realizado una semana después de la noticia de que Morgan Stanley haya desestimado el ascenso de Argentina a “mercado emergente”.

Gráfico 4: Inflación, base monetaria y dólar
(Var. % mensual)
Fuente: INDEC, IAE, y BCRA.

 

El Merval cayó casi 2% en junio en un contexto de alta volatilidad caracterizado por una toma de ganancias y por el impacto de la decisión de Morgan Stanley. El riesgo país, medido por el EMBI+Arg retornó a niveles previos y se ubica en 430 pb.

Dadas las perspectivas de aceleración inflacionaria para el próximo mes, se espera que el BCRA mantenga las tasas de interés elevadas y contenga la depreciación del tipo de cambio. (VOLVER ARRIBA)

 

Anexo Estadístico IEM Julio

incest porn, real incest, incest videos, incest sex porn,porn movies,free porn,free porn movies,sex,porno,free sex,tube porn,tube,videos,full porn,xxx,pussy World's Best XXX Porn Platform
Free Porn, hd sex

Porn Watch, Hd Porn,Free Porn,Free Sex Videos

Free Porn

hd sex

watch the best quality sex site.